UPA exige interlocución entre Gobierno y distribuidores lácteos para evitar perder 50.000 empleos

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El secretario de Ganadería de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), Román Santalla, exigió hoy que el Gobierno abra una mesa de negociación con las grandes distribuidoras lácteas internacionales, principalmente alemana y francesa, para poner fin a la "dramática" situación que vive el sector lácteo español y evitar la pérdida de entre 20.000 y 50.000 empleos "si continúa la crisis".

En declaraciones a Europa Press Televisión, Santalla explicó que la coyuntura de "continuas caídas de precios de la leche" hacen "muy difícil la supervivencia del sector lácteo español" y, por ello, estimó que más de 50.000 personas acudirán a las manifestaciones convocadas hoy en Galicia, que cuentan con el respaldo de la mayor parte de los ayuntamientos gallegos.

"La situación se ha vuelto dramática para muchas familias y significa dificultades de supervivencia para pueblos rurales que viven básicamente de la ganadería y del sector lácteo. Si no hay solución política, en los próximos meses se podrían perder entre 20.000 y 50.000 empleos", aseveró.

Santalla reprochó a la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, que "no acaba de enterarse" del problema que vive el sector ni de sus reivindicaciones: "garantizar la recogida de la leche de todos los ganaderos españoles, la apertura de un diálogo estable con los grandes distribuidores" y que Francia y Alemania cumplan sus compromisos de generar empleo en España y de "comprar materia prima española".