El consumo de gas en Brasil se derrumba con la crisis económica

  • Río de Janeiro, 10 feb (EFE).- El consumo de gas natural, uno de los indicadores de la actividad económica, se ha derrumbado estrepitosamente en Brasil con el frenazo del sector industrial, según cifras de la petrolera Petrobras divulgadas hoy.

El consumo de gas en Brasil se derrumba con la crisis económica

El consumo de gas en Brasil se derrumba con la crisis económica

Río de Janeiro, 10 feb (EFE).- El consumo de gas natural, uno de los indicadores de la actividad económica, se ha derrumbado estrepitosamente en Brasil con el frenazo del sector industrial, según cifras de la petrolera Petrobras divulgadas hoy.

Entre octubre de 2008 y enero pasado la caída en el consumo del mercado local fue del 23,5%, desde 37,7 millones hasta 28,9 millones de metros cúbicos, explicó durante una rueda de prensa la directora de gas y energía de la empresa estatal, María das Graças Foster.

Atribuyó el fuerte retroceso del consumo a la desaceleración en los sectores automotriz y textil.

"Actualmente tenemos una sobra de entre 14 y 18 millones de metros cúbicos diarios", según la ejecutiva.

En febrero la demanda ha llegado a 29,1 millones de metros cúbicos, lo que sugiere una leve recuperación, pero Petrobras está buscando "mercados alternativos" para el combustible, como un aumento de su disponibilidad para la generación eléctrica, explicó.

"Estamos sintiendo una caída atípica en esta época del año", dijo Foster al explicar que la "decisiva influencia de la industria" se debe a los efectos de la crisis financiera.

Foster detalló hoy los planes de inversión de Petrobras en las áreas de gas natural y energía eléctrica, anunciados hace un par de semanas por la empresa al presentar su Plan de Negocios 2009-2013.

Las nuevas inversiones en gas y energía llegarán a 10.600 millones de dólares, un 70% más que en el plan 2008-2012.

La meta oficial es atender una demanda interna de 135 millones de metros cúbicos para el 2013, que estará originada en los sectores de generación termo eléctrica, industria, consumo doméstico y parque automotor.

La producción nacional cubrirá 73 millones de metros cúbicos diarios de esa demanda total.

Otros 30 millones seguirán siendo importados desde Bolivia y 32 millones también importados y descomprimidos en las nuevas plantas de Gas Natural Licuado (GNL) que Petrobras está construyendo en el noreste del país y en la ciudad de Río de Janeiro.