Economía- AOP atribuye el mínimo del gasóleo a sobreoferta por la crisis y cree que la brecha con la gasolina disminuirá

MADRID, 20 (EUROPA PRESS) El mínimo en más de cuatro años registrado por el gasóleo en la última semana se debe al aletargamiento de la actividad industrial y a la sobreoferta de este combustible provocados por la crisis económica, explicó a Europa Press el director general de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), Álvaro Mazarrasa. Mazarrasa consideró además "probable" que la actual brecha entre los precios del gasóleo y de la gasolina, de más de siete céntimos, "no aumentará" en los próximos meses, e incluso se reducirá en cuanto la situación económica dé muestras de mejoría. "Cuando se recupere la actividad industrial, quizá la demanda de gasóleo tire con fuerza" y se produzca un repunte de su precio que lo acerque al de la gasolina, afirmó. AOP entiende que la dieselización del parque móvil es un factor que debería contribuir a un gasóleo más caro que la gasolina. El precio del litro de gasóleo se situó durante la última semana en 0,831 euros, el nivel más bajo desde el 1 marzo de 2005, cuando se cambió por 0,807 euros el litro, mientras que el de la gasolina se cambió por 0,832 euros. Además, en enero se rompió la tendencia a un gasóleo más caro que la gasolina. En cuanto al precio de la gasolina, Mazarrasa explicó que su nivel actual, por encima de los 90 céntimos por litro, se debe a que "hay menor producción por los márgenes negativos en el mercado americano". La caída en la producción, que presiona al alza los precios, ha permitido que haya "mucha exportación de gasolina europea a Estados Unidos en el primer trimestre", señaló. Estos márgenes negativos de la gasolina se registraron en 2008 y desincetivaron la producción. "El año pasado, la gasolina en los mercados internacionales valía lo mismo que el crudo, o incluso menos. No tenía sentido que después de procesarla se produjese un diferencial negativo", afirmó. Ante esta circunstancia, muchas refinerías norteamericanas dejaron de producir gasolina. Otro factor que explica que el precio de la gasolina se mantenga relativamente alto es que en Estados Unidos se hayan detectado "signos de menos caída en la demanda con respecto a los meses anteriores". Tras contracciones en el consumo de la gasolina de hasta el 6%, la caída de la demanda ha llegado a moderarse hasta cerca del 1%, señaló Mazarrasa.