El Partido Nacionalista Galego apoya a Aymerich para la Portavocía Nacional para conseguir un BNG "más fuerte y plural"

Aboga por abrirse a la sociedad para "recuperar" la confianza que los ciudadanos otorgaron al Bloque en el pasado

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 (EUROPA PRESS)

El Partido Nacionalista Galego-Partido Galeguista (PNG-PG), liderado por el ex diputado Iago Tabarés, comunicó hoy su apoyo oficial a la candidatura de Carlos Aymerich a la Portavocía Nacional del BNG (organización en la que se integra).

A su juicio, el proceso abierto, tras los resultados electorales del 1 de marzo --en que el BNG perdió un escaño en el Parlamento gallego-- "tiene que ser liderado de tal forma que salga un Bloque más fuerte, que respete y ahonde en el valor de la pluralidad del nacionalismo, que con su unidad representa hoy" la formación frentista.

En un comunicado de prensa, el partido comunico que la dirección acordó participar en la candidatura encabezada por Aymerich, actual portavoz parlamentario del BNG e integrado en la corriente denominada 'quintanista', que en su día lideró Anxo Quintana en torno al cual se aglutinaron militantes independientes de la formación nacionalista.

Para PNG-PG la asamblea nacional extraordinaria, cuyo plenario se celebrará el 10 de mayo, "no puede suponer una mera elección de candidaturas, sino que tiene que ser "un punto de inflexión en el BNG", del que debe salir "una organización más fuerte, ahondando en la pluralidad, en la participación y la apertura social".

El Partido Nacionalista Galego se suma, así, a las listas de delegados que conforman también Espazo Socialista Galego e Inzar, que también apoyarán a Aymerich en su candidatura para liderar la Executiva. Los integrantes de la dirección resultan de los 50 primeros miembros que integran el Consello Nacional --máximo órgano de decisión entre asambleas-- y que serán escogidos por los delegados del cónclave.

RECUPERAR LA CONFIANZA

Para el PNG, la existencia de diferentes candidaturas no supone un mero proceso para elegir personas, sino un que lo concibe como "un proceso interno de reflexión, de aportación de ideas y de debate constructivo" que debe caminar a la "recuperación de la confianza de que la ciudadanía" le ha dado en el pasado al BNG.

Asimismo, el partido considera que "una mayor presencia social, interlocución permanente y directa con todos los colectivos y agentes sociales existentes y el incremento sustantivo de la militancia nacionalista" suponen los elementos "esenciales" para avanzar hacia una Galicia "más justa, más consciente de sí misma y más dueña de su futuro".

El proceso abierto para la renovación de la dirección nacionalista, tras la dimisión el 14 de marzo de la Executiva en pleno con su portavoz nacional, Anxo Quintana, a la cabeza, se encuentra en este momento en el proceso previo a la elaboración de listas de delegados.

Actualmente, las corrientes críticas del Bloque --con el Encontro Irmandiño y Esquerda Nacionalista al frente-- elaboran listas de delegados abiertas, si bien los 'irmandiños' mostraron su oposición al sistema de representantes y pidieron un censo preasambleario para el cónclave que permitiese a todos los militantes que lo deseasen acudir al plenario.

Además, la Unión do Povo Galego junto con militantes independientes concurrirán en las comarcales con una listas de delegados bajo la denominación de Alternativa pola Unidade, con lo que, al menos, serán tres las candidaturas de delegados que se presentarán.

Todas ellas, además, llevan aparejadas un candidato a portavoz nacional, que deberá presentarse en otro plazo aún no abierto. No obstante, ya se han confirmado los nombres y, mientras que el ex portavoz nacional y líder del Encontro Irmandiño, Xosé Manuel Beiras, se postula para retomar las riendas de la formación; la UPG confirmó al concejal de Seguridad Ciudadana de Pontevedra, Guillerme Vázquez, como su candidato.

Además, la corriente de los llamados 'quintanistas', cuya cabeza visible es ahora Aymerich, llevará a éste como referente para liderar la formación frentista.

Según el reglamento asambleario, para obtener representación en el cónclave, es preciso conseguir un 10 por ciento de delegados en las votaciones de las 24 asambleas comarcales. La distribución será proporcional a los votos obtenidos en esos cónclaves.