Gallegas.-Quintana anuncia una ley de mecenazgo con beneficios fiscales para "blindar" el deporte "contra turbulencias"

Reclama que el Estatuto recoja el "derecho" de que Galicia "compita como país" en eventos internacionales VIGO, 17 (EUROPA PRESS) Blindar al deporte gallego "contra las turbulencias económicas" constituye la propuesta que el candidato del BNG a la Presidencia de la Xunta, Anxo Quintana, ofreció hoy a los representantes del sector que se dieron cita en el pabellón deportivo de Bouzas, en Vigo, y con los que se comprometió a promover una ley de mecenazgo para que "el deporte no pague" las consecuencias de una crisis. El 'cartel' nacionalista expuso las propuestas que en la próxima legislatura pretende poner en marcha, para lo que pidió el apoyo del sector, al que le garantizó una ley de mecenazgo deportivo que "vaya más allá de la acción voluntaria de una u otra empresa" y recoja "beneficios fiscales" para las empresas. Anxo Quintana argumentó que esta práctica se lleva a cabo en muchos otros países y defendió la necesidad de establecerlo por ley para que las empresas "se animen a financiar" esta práctica, sobre todo en "época de crisis, para no desvincularlas" y "no sólo no disminuya, sino que aumente". En este punto, el aspirante a presidir el Gobierno abogó por que el deporte sea también un elemento de "industria" y haya, así, la "industria gallega del deporte", como un elemento para "construir riqueza y empleo". CONSORCIO Y ESTATUTO Para garantizar la práctica deportiva, también apostó por crear un ente "consorcial" al estilo del fundado en esta legislatura para las políticas de igualdad y de bienestar, de forma que la Xunta y los Ayuntamientos establezcan una colaboración "institucionalizada" para no tener más que "ver a un alcalde pidiendo euros en los pasillos de una u otra dirección xeral". "Queremos acabar con la cultura de la subvención por la de la colaboración", ilustró, y recordó que es el momento establecer lazos entre "gobierno, instituciones públicas, empresariales, financieras". Una ley que ordene el ejercicio profesional o el consello galego del deporte como órgano de participación son unas de las propuestas en este sentido que expuso. Así, justificó que con un consorcio "no hace falta que nadie pida ni nadie dé, todo el mundo sabe lo que hay" porque "existe una planificación de forma estable" y se "optimizan las infraestructuras", para las que también propuso plan específico que ordene la actividad deportiva. GALICIA COMPITA COMO PAÍS Otra de sus explicaciones estuvo dirigida a las selecciones deportivas, cuya fundación destacó como uno de los logros de este mandato, tal y como había resaltado antes la 'uno' por Pontevedra, Teresa Táboas, que incidió en que "Galicia es una potencia". La que no estuvo fue Ánxela Bugallo, la conselleira encargada de la materia, pero sí lo hizo la responsable directa en la materia, Marta Souto, encargada de la Dirección Xeral para o Deporte. Quintana también les trasladó la intención del Bloque de que el nuevo Estatuto recoja para Galicia la el derecho a crear selecciones nacionales y de competir como "país" en eventos internacionales, y otorgó a las prácticas deportivas la categoría de "señal de identidad". Y reprobó que "cuando gana el equipo de fútbol de la selección española gana España y nadie se alborota", pero cuando "gana Galicia", se atribuye que "ya están los nacionalistas con la cuestión identitaria". "Lo único que queremos es que la existencia de un país, que quiere ser él mismo, que se quiere dar a conocer en el mundo no porque practique la violencia, sino porque practica deporte, que es de lo más sano", proclamó. En este sentido, aseveró que el deporte "debe ser un instrumento para generar bienestar y que Galicia sea reconocido como un país que quiere competir y ganar". REUNIÓN CON EL SECTOR Anxo Quintana se reunió con deportistas de élite y representantes de deporte de base, entre los que se encontraban el olímpico Iván Raña, el ex ciclista Álvaro Pino o el medallista paralímpico Pablo Cimadevila, quienes les trasladaron sus preocupaciones por las infraestructuras deportivas o la financiación para el deporte. El líder nacionalista realizó, asimismo, un repaso por las políticas iniciadas para las que pidió el apoyo con el fin de continuar con la "transformación". Entre otras, subrayó el "aumento exponencial" de las partidas para este ámbito, que alcanzaron los 17,1 millones, lo que supuso un incremento del 60 por ciento al respecto de 2005. Del mismo modo, incidió en el "empeño" del BNG en la Xunta para que el deporte también fuese un "elemento de igualdad" y se "avanzase" en la incorporación de la mujer al deporte, así como de sectores de población en riesgo de exclusión social o con algún tipo de discapacidad. Quintana esperó casi hasta el final para retroceder a su pasado en el que triunfó en el colegio como futbolista y afirmó, haciendo un guiño a la ciudad, que "no se puede ser perfecto, y no pueden ser todos del Celta". Así bromeó Quintana para sumarse a la petición de un deportista de que la televisión pública recoja otras disciplinas minoritarios y no sólo "el Madrid-Barça".