Economía/Ganadería.- Asaja convoca movilizaciones en cinco CCAA para exigir un plan lácteo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 (EUROPA PRESS) Delegaciones de Asaja procedentes de Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra y Castilla y León convocarán sendas manifestaciones en sus respectivas comunidades el próximo lunes a fin de exigir al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino un plan estratégico para el sector lácteo. Las protestas coincidirán con la que celebrarán en A Coruña por el mismo motivo sindicatos y cooperativas lecheras de Galicia. Entre otras prioridades, la organización sindical reclamó que ese plan garantice un precio "justo" al productor, el aplazamiento y refinanciación de la deuda y una salida digna para los ganaderos que deseen abandonar su actividad. Así lo expresaron sus representantes en una reunión mantenida hoy en Santiago de Compostela bajo el lema 'Propuestas de solución ante la situación láctea', donde acordaron, además, impulsar una "ofensiva" en todo el Estado para alcanzar sus reivindicaciones al sostener que este sector lácteo "se derrumba" dado el endeudamiento de los ganaderos y el bajo precio de la leche. Los representantes de esta organización decidieron solicitar una entrevista urgente a la titular del ramo, Elena Espinosa, convocar "una marcha sobre Madrid" en abril y un próximo encuentro de todas las organizaciones agrarias de España o, al menos, de las más representativas de la Cornisa Cantábrica. "Estamos ante una situación que está tocando fondo, motivada por una caída de los precios que deja sin futuro al sector lechero español inundado por el dumping de los excedentes lácteos franceses", afirmó el presidente de Asaja Asturias, Ramón Artime. Tras admitir que las importaciones de leche y derivados son necesarias --España produce 6,2 millones de toneladas pero consume 9 millones--, los representantes de Asaja denunciaron la "falta de control oficial sobre ellas". Pese a celebrar el plan nacional de inspección anunciado en los últimos días por el Ministerio, confiaron en que se cumpla. "Las importaciones perjudican al sector porque se sigue vendiendo como gallega leche que es francesa o portuguesa y cuya calidad no se controla", manifestó el secretario xeral de Xóvenes Agricultores-Asaja, Francisco Bello, quien reprochó que la industria francesa pague el litro de leche al ganadero galo a 35 céntimos y, después, lo venda a las empresas españolas a 18 céntimos.