El SLG urge a Feijoo una reunión "urgente" para fijar medidas "inmediatas" ante el riesgo de cierre masivo de granjas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 (EUROPA PRESS)

El Sindicato Labrego Galego (SLG) solicitó hoy al futuro presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que convoque de modo "inmediato" y "urgente" la reunión con las organizaciones agrarias de la comunidad anunciada por el líder del PPdeG el pasado fin de semana, al asegurar que la situación que atraviesan las explotaciones lácteas es "insostenible" y exige la adopción de medidas urgentes o en "tres meses" se puede producir un "cierre masivo" de granjas.

En rueda de prensa, la secretaria xeral del SLG, Carme Freire, señaló que el Gobierno gallego debe establecer un "plan de choque" para hacer frente a la actual coyuntura de los ganaderos de Galicia y, en especial, la de aquellos que están vendiendo su materia prima a 16 céntimos por litro para su transformación en polvo al carecer de compradores --producir un litro cuesta a un ganadero algo más de 30 céntimos--.

La responsable de la organización agraria alertó de que la situación es "gravísima" tanto para los titulares de las granjas lecheras como para los profesionales que dependen de forma directa del sector lácteo, entre los que citó a fabricantes de piensos y abonos, veterinarios, empresas de servicios o talleres de maquinaria agrícola, entre otros.

En concreto, el Sindicato Labrego Galego demandó que la Xunta establezca "ayudas inmediatas" mediante préstamos que permitan a los productores lácteos asumir las deudas contraídas con fabricantes de piensos y abonos, veterinarios y entidades financieras.

Asimismo pidió que el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) habilite líneas de refinanciación de esa deuda, de forma que en lugar de tener que liquidarla en cinco años se pueda prolongar a 15 o 20, así como de acceso a liquidez.

En este sentido denunció que muchos ganaderos se encuentran "al borde de la quiebra" y que cooperativas como Icos, Melisanto y Cogasar se encuentran en una situación "muy delicada". También indicó que algunas entidades están estudiando declararse en suspensión de pagos para no perder su capital.

"Esa llamada --anunciada el domingo por el futuro presidente de la Xunta-- tiene que ser inmediata", solicitó al considerar excesivo el tener que esperar a que se constituya el Gobierno gallego, se definan las consellerías y se nombre a los correspondientes equipos.

La organización agraria confía, además, en que el Gobierno gallego presione al central para evitar "que siga haciendo oídos sordos" respecto a la petición del Congreso de los Diputados al Ejecutivo para que se elabore una normativa que fije un precio mínimo para las producciones agroalimentarias.