Industria "expulsa" a 1,2 millones de hogares de la tarifa de último recurso, según la OCU

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció hoy que el Ministerio de Industria ha expulsado a 1,2 millones de hogares de la tarifa de último recurso, al establecer en 10 Kilovatios (Kw) y no en 15 Kw --potencia también considerada de uso doméstico-- el límite para acogerse a la misma.

A juicio de la OCU, esta medida, aprobada el pasado viernes en Consejo de Ministros, va en contra de las directivas europeas, que establecen que los estados miembros deben garantizar que todos los clientes domésticos disfruten de un suministro de electricidad de calidad a precios razonables, comparables y transparentes.

Entre los 1,2 millones de contratos que son "expulsados" de la tarifa de último recurso se encuentran muchos usuarios que, al migrar de la antigua tarifa nocturna a la nueva de discriminación horaria, experimentaron "un importante incremento en la potencia contratada", lo que "sin duda provocará que ahora se queden sin tarifa de referencia".

La OCU declara que la exclusión de estos usuarios va a ocasionar "un muy importante incremento del precio que pagan en la actualidad por la energía eléctrica, ya que no existe en el mercado liberalizado una tarifa de similares características".

"El mecanismo ideado por el Ministerio de Industria impondrá un incremento mensual del 5% hasta que no cambien a una tarifa del mercado liberalizado que hoy por hoy no existe", precisa la organización de consumidores.

Finalmente, la OCU advierte de que las tarifas del mercado liberalizado, al no prestarse mediante un contrato reglado sino mediante contratos de adhesión, podrían contener cláusulas abusivas, perjudiciales para los 1,2 millones de usuarios excluidos de la tarifa de último recurso.