Los avicultores exigen la creación de una ley que regule las relaciones con las empresas integradoras

Los granjeros reparten 500 kilogramos de pollos en pleno centro de la capital granadina

GRANADA, 07 (EUROPA PRESS)

Avicultores andaluces, convocados por UPA-Andalucía, ofrecieron hoy en Granada una degustación gratuita de pollo y vino entre los ciudadanos en el marco de un acto reivindicativo para protestar por las condiciones "abusivas" que les imponen las empresas integradoras y exigir la puesta en marcha de una ley que regule las relaciones contractuales con ellas.

El responsable de UPA-Andalucía, Agustín Rodríguez, lamentó en declaraciones a los periodistas que sean unas pocas empresas integradoras avícolas las que deciden las condiciones de producción de las más de 1.700 granjas que existen en la comunidad andaluza, la segunda de España en producción de pollos.

Rodríguez aseguró que la situación del sector es "insostenible", ya que "la rentabilidad del granjero es prácticamente nula". En este sentido informó de que los productores han perdido en los últimos tres años un diez por ciento del precio en origen frente a la subida de los gastos de producción.

Por ello, los avicultores piden una ley que garantice, por ejemplo, que las empresas integradoras se hagan cargo de las pérdidas derivadas de la alta mortandad de pollos que se registra en determinadas épocas del año. También solicitan que esta norma reguladora obligue a las integradoras a cumplir los plazos de retirada de estos animales, ya su dilatación supone un incremento de los gastos para los productores.

Con este acto reivindicativo, que se desarrolló en pleno centro de la capital granadina y supuso el reparto de unas 5.000 raciones de pollo y vino, los avicultores andaluces criticaron también la "pasividad" de la Junta de Andalucía, a la que acusaron de "mirar para otro lado" a pesar de la situación que vive el sector.

En la provincia granadina hay un total de 170 granjas avícolas, la mayoría en el Valle de Lecrín.