Dell se compromete a no exportar "chatarra tecnológica" a países en vías de desarrollo

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Dell se ha comprometido a no exportar residuos electrónicos a países en vías de desarrollo, entendiendo como residuo tecnológico "todas las piezas o dispositivos que no funcionan, independientemente del material del que estén compuestos", informó hoy la compañía.

Con esta decisión, Dell se convierte en el primer fabricante tecnológico que prohíbe la exportación de la "chatarra tecnológica" que no funciona a países en vías de desarrollo. El Convenio de Basilea ya prohibía la exportación de cierto tipo de residuos dependiendo de sus materiales o de su composición química.

Así, Dell se compromete a exportar sólo materiales considerados no peligrosos por el Convenio de Basilea; equipos y piezas operativos no destinadas a su reciclado, sino a su donación, reutilización o reventa; componentes que hayan sido devueltos bajo garantía al fabricante original; y materiales que vayan a ser usados en los procesos de fabricación sin necesidad de preparación.

Además, la política también establece que todas las exportaciones e importaciones de basura electrónica realizadas por Dell o sus socios autorizados en materia de medio ambiente cumplirán con los acuerdos internacionales y requisitos legales vigentes sobre intercambios de residuos.

Asimismo, se compromete a vigilar que no se use trabajo infantil ni penitenciario en la eliminación de residuos electrónicos y a realizar todos los esfuerzos posibles para controlar los residuos electrónicos y evitar que acaben en vertederos o incineradoras.

Según explicó la coordinadora nacional de la coalición de recuperación de aparatos electrónicos, Barbara Kyle, "demasiadas compañías siguen exportando equipos electrónicos usados o no operativos a países en vías de desarrollo, supuestamente para ser reparados".