Dell supera a HP y se sitúa como líder del ránking de las empresas tecnológicas más sostenibles, según un estudio

IBM, Microsoft y Apple también se sitúan en los primeros puestos, aunque ninguna compañía del sector "es líder global en ecología"

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La compañía tecnológica Dell es la empresa del sector más ecológica y sostenible a nivel internacional, desbancando del liderato a HP, número dos del ránking actual, según recoge la II edición del estudio 'GreenFactor', llevado a cabo por Cohn & Wolfe y Strategic Oxygen y dado a conocer hoy.

De todos modos, el estudio --que se llevó a cabo entre más de 3.500 gerentes, directores de tecnología y sistemas y directores de la línea de negocio, procedentes de 11 países, y 26 empresas del sector-- señala que ninguna compañía "es un claro líder global en ecología".

A pesar de ello, el estudio destaca la eficiencia energética de los productos y el uso de materiales sostenibles de HP, IBM y Microsoft, mientras que Apple se posiciona entre las cinco primeras marcas por su diseño de productos ecológicos.

Según explica en un comunicado el presidente de Strategic Oxygen, Michael Gale, "las empresas tecnológicas realizan en general importantes esfuerzos económicos que muestran su compromiso con el medio ambiente mediante innovación y marketing, y es interesante ver la pequeña diferencia que hay entre las distintas marcas".

"Sin embargo, no me sorprende ver a Dell liderando el ranking, ya que lleva mucho tiempo comprometido en temas de sostenibilidad. La oportunidad para las empresas está en generar diferenciación de forma constante", asegura.

CRITERIOS DE COMPRA

Por otro lado, el documento recoge y documenta los factores ecológicos que influyen en la compra de los consumidores y qué compañías son percibidas de forma positiva por este motivo. Así, los consumidores juzgan a las compañías por sus productos y operaciones, aunque son los primeros aspectos los que tienen más peso en las decisiones de compra.

En el capítulo de productos, los consumidores tienen en cuenta la fabricación de equipos con materiales biodegradables o reciclables, el diseño de productos y el embalaje con apariencia ecológica, la oferta de programas de reciclaje para los equipos antiguos, la fabricación de productos de consumo energético eficiente, y la promoción de una imagen ecológica de la empresa.

En el caso de las operaciones, los consumidores citaron la presencia de instalaciones ecológicas, el uso de métodos ecológicos de transporte que reduzcan la cantidad de embalajes y el desarrollo de nuevas tecnologías más ecológicas, entre otros aspectos.