El csic da un paso más hacia la creación de ordenadores cuánticos

Una investigación liderada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado una molécula magnética capaz de comportarse como una puerta lógica cuántica, lo que supone una aproximación "sencilla, barata y eficiente" para crear una de las piezas fundamentales en la fabricación de un ordenador cuántico. Según informó este jueves el CSIC, las computadoras cuánticas y las tradicionales requieren los mismos componentes básicos: las puertas lógicas y las unidades de memoria. La diferencia radica en que las piezas del ordenador cuántico deben ser capaces de presentar los dos estados del código binario de forma simultánea, según las leyes de la física cuántica.Según explica el CSIC, la función de las puertas lógicas consiste en ejecutar órdenes sobre la información almacenada en las unidades de memoria. En computación cuántica, cada puerta debe estar formada por dos componentes diferentes y acoplados entre sí. "El problema", según Fernando Luis, responsable de la investigación, "reside en que la naturaleza tiende a crear estructuras simétricas", por lo que se ha desarrollado una molécula asimétrica compuesta por dos átomos de Terbio. Aunque dichos átomos son iguales, en esta molécula se encuentran encapsulados en dos corpúsculos orgánicos diferentes. "De esta forma, cada uno de ellos presenta propiedades magnéticas distintas por lo que la molécula cumple los requisitos de una puerta lógica cuántica", señala Luis. La creación de esta molécula a través de una reacción química "es la más barata, eficiente e inteligente de las que existen hasta este momento". Aunque esta no es la primera vez que se desarrolla una puerta lógica cuántica, "las logradas hasta el momento requieren técnicas complejas y condiciones muy específicas, mientras que ésta es estable en estado sólido y una sola reacción da lugar a millones de ellas", añade este experto. El esfuerzo de lograr un ordenador cuántico reside en las posibilidades que este nuevo tipo de computación será capaz de ofrecer. Según el CSIC, el hecho de que estos dispositivos puedan manejar dos posibilidades de forma simultánea "permitirá resolver mucho más rápido problemas a los que un ordenador convencional debe dedicar mucho tiempo o que incluso es incapaz de solventar".