Investigadores gallegos desarrollan un sistema portátil de identificación por la imagen de la retina

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 (EUROPA PRESS)

Dos grupos de investigadores de la Universidade de Santiago (USC) y la de A Coruña (UDC) desarrollan un sistema electrónico portátil para la identificación de personas a través de la imagen de su retina, con el fin de que sea rápido y rentable desde el punto de vista económico.

Así, el Grupo de Visión Artificial de la USC avanza en la actualidad en este proyecto, en el que también colabora el Grupo de Visión Artificial y Reconocimiento de Patrones de la Universidade de A Coruña. El equipo coruñés se encarga de extraer la información del árbol que forma la estructura arteriovenosa de la retina, mientras que el compostelano busca crear un sistema portátil, rápido y rentable.

El coordinador del proyecto en Santiago, David López Vilariño, explicó, en una nota de prensa de la USC, que los sistema de identificación y autentificación de personas basados en las imágenes de la retina son "los más seguros" que existen, pues "no se pueden falsificar". Además, la estructura geométrica que forma el árbol arteriovenoso de la retina "es única, ya que no hay dos personas con el mismo árbol", agregó.

"Los puntos de corte y las bifurcaciones de los vasos sanguíneos son aspectos relevantes y exclusivos de cada individuo", apuntó y destacó que la información que se extrae es "muy compleja de analizar".

En el proceso se captura una imagen del ojo con una cámara especial, con la que se obtienen fotografías digitales en color del fondo del ojo, llamadas 'retinografías'. Lograr la estructura del árbol, dijo Vilariño, es una "operación muy costosa" que se suele hacer con un ordenador, lo que la hace también "bastante lenta".

CHIPS COMO BASE

Por ello, los investigadores de la USC, que trabajan en la aplicación de los resultados, se basan en chips fabricados o configurados para la tarea de identificación por la retina, "con lo que se gana en prestaciones".

El coordinador de la investigación aseguró que los equipos "ya demostraron la viabilidad" de este sistema y que el siguiente paso es "contactar con el sector empresarial" para su producción y comercialización, con vistas al sector de las instalaciones de alta seguridad. No obstante, este sistema tiene otro tipo de aplicaciones, entre las que se encuentran las médicas.

Vilariño expuso, además, que el grupo de la USC desarrolló un algoritmo "diferente a los que se usan en la actualidad" para obtener la estructura del árbol arteriovenoso del ojo. Los investigadores determinan los vasos por sus paredes externas, en vez de por las internas, como se hace habitualmente.