AICAR advierte que las comisiones en libretas se "comen" el ahorro de los consumidores

  • Zaragoza, 13 feb (EFE).- La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de Aragón ha advertido hoy de las "desproporcionadas comisiones" que las entidades cobran por mantenimiento y administración de cuentas corrientes y de ahorro, unos productos que "generan más gastos que beneficios y acaban erosionando el ahorro del usuario".

Zaragoza, 13 feb (EFE).- La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de Aragón ha advertido hoy de las "desproporcionadas comisiones" que las entidades cobran por mantenimiento y administración de cuentas corrientes y de ahorro, unos productos que "generan más gastos que beneficios y acaban erosionando el ahorro del usuario".

En un comunicado, la asociación también advierte de la ausencia de una regulación de las comisiones que proteja efectivamente al consumidor y demanda un control más efectivo por parte del supervisor frente a los abusos de las entidades.

AICAR-ADICAE destaca que las cuentas corrientes son el producto bancario más contratado por los usuarios y que, en cierto modo "impuesto", ya que sin él actividades cotidianas como domiciliaciones de nóminas, abonos de recibos o pagos a plazos de préstamos no serían posibles.

"Las entidades no desaprovechan la ocasión para sacarles buena rentabilidad, mientras los ahorros de los consumidores se resienten", afirma la asociación, que considera "lógico" que las entidades financieras cobren comisiones por los servicios que prestan y las gestiones que llevan a cabo en las cuentas corrientes, pero resulta "sorprendente" que también lo hagan por la ausencia de movimientos en las cuentas.

Así, denuncia que tanto por la gestión como por la ausencia de ésta "el consumidor paga y la entidad se beneficia" pero, como contrapartida, el interés que ofrecen al usuario "es insignificante en todos los casos", al rondar el 0,01%, por lo que éste no debe ser un factor determinante para contratar una cuenta en una entidad.

Añade que las comisiones más frecuentes que implican las cuentas corrientes son las de mantenimiento, las de pagos y cobros.

La comisión de mantenimiento, explica, suele liquidarse anual o semestralmente y puede alcanzar los 30 euros por año, una cantidad que no incluye la emisión de libreta ni de tarjetas de crédito y corresponde exclusivamente al mantenimiento de la cuenta.

En todo caso, agrega la asociación, el usuario tiene la posibilidad de negociar con su entidad las comisiones para que se reduzcan o eliminen, ya que el importe de las comisiones, por ley, puede ser aplicado libremente por cada entidad.

La misma ley, por otro lado, obliga a las entidades a elaborar un folleto de tarifas máximas que pretende aplicar a los servicios que presta habitualmente.

Además, advierte de que dejar una cuenta a cero no implica su cancelación, ya que al continuar vigente sigue generando comisiones a pesar de su falta de uso y con el paso del tiempo puede generar en el usuario, sin saberlo, una deuda importante.

"Para evitar estas situaciones el usuario debe asegurarse de cancelar la relación contractual e impedir que le cobren una comisión por cancelación", concluye la asociación.