(Ampliación) El Fondo Local creará un 30% más de empleo y se mejorarán algunas líneas ICO

Salgado afirma que sólo se adoptarán medidas "muy selectivas" y anuncia una rebaja del crecimiento y una revisión al alza del déficit

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, anunció hoy que el Fondo de Inversión Local creará un 30% más de empleo del inicialmente previsto y avanzó que el Gobierno está considerando mejoras en la gestión de las líneas ICO que hasta el momento tienen un nivel de utilización "muy bajo".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros Extraordinario que se ha celebrado hoy para evaluar las medidas del 'Plan E', y en la que compareció junto a la vicepresidente primera, María Teresa Fernández de la Vega, Salgado explicó que en su momento se pensó que el Fondo de Inversión Local, dotado con 8.000 millones de euros, generaría 278.000 empleos directos y hasta 120.000 indirectos.

Sin embargo, Salgado precisó que, después de haberse adjudicado los proyectos, esa previsión inicial se ha visto superada en un 30%, circunstancia que atribuyó al recorte en un 6% del precio de licitación y a las mejoras que han añadido las empresas en aquellos proyectos que estaban interesadas en adjudicarse y que han ido dirigidas a realizar más obra de la solicitada.

En total, los proyectos que ya se han pagado parcialmente están dando empleo a 240.289 personas, el 86% de lo previsto, de los que 92.017 han sido nuevos contratos.

En cuanto a las líneas de crédito del ICO, Salgado destacó que, hasta el momento, se han concedido 5.700 millones de euros, con más de 150.000 beneficiarios, y sobre la línea de moratoria de hipotecas, adelantó que el organismo también avalará la renegociación de hipotecas de parados que lleven a cabo las entidades financieras al margen de esta línea. Además, añadió, el Gobierno está considerando "algunas otras posibilidades de mejora" en aquellas líneas del ICO menos utilizadas.

Salgado indicó que el conjunto de medidas adoptadas hasta el momento por el Gobierno suponen el 2,3% del PIB que, junto con las prestaciones derivadas del desempleo y las ayudas al sector financiero, alcanzan el 4,9% del PIB.

ZAPATERO ANUNCIARÁ NUEVAS MEDIDAS.

Este Consejo de Ministros no adoptó ningún acuerdo concreto y, en este sentido, ambas vicepresidentas subrayaron que será el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien avance nuevas medidas de carácter estructural en el Debate sobre el Estado de la Nación que se celebrará la próxima semana en el Congreso.

"Es el mejor ámbito para discutir la situación, con todas las fuerzas políticas. Es un marco muy adecuado para proponer medidas y también para adoptar acuerdos. Estamos y estaremos abiertos a todas las sugerencias que nos hagan las formaciones", afirmó en este punto De la Vega, que se mostró convencida de que podrán alcanzarse acuerdos, siempre y cuando el resto de grupos no propongan medidas de recortes sociales.

Por su parte, Salgado aseguró que, como muchas de las medidas adoptadas por el Gobierno para combatir la crisis tienen carácter temporal, cuando no sean necesarias se retirarán del gasto. No obstante, admitió que la crisis va a ser más larga de lo que se había previsto.

Preguntada por si habría que subir los impuestos a las rentas más altas, como sugirió la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, la vicepresidenta económica indicó que lo que dijo es que, de tener que pedir un mayor esfuerzo fiscal, lo razonable sería pedirlo a las personas que están en mejor situación. "Eso no significa que vaya a pasar", puntualizó.

Salgado subrayó que el Ejecutivo está "satisfecho" con los resultados del 'Plan E', en el que se comprenden hasta 99 medidas para combatir la crisis y relanzar la economía. Entre ellas, además del Fondo de Inversión Local, se encuentra la eliminación del Impuesto sobre Patrimonio, la deducción de 400 euros en el IRPF, o el plan extraordinario de orientación laboral.

No obstante, la vicepresidenta admitió que, pese a que el plan está ayudando a impulsar la actividad y ha mejorado la protección social, los resultados en materia de empleo no son satisfactorios, pues el paro, aunque a menor ritmo, sigue creciendo. "La situación del empleo es muy preocupante y en ese sentido los resultados tienen ese punto de insatisfacción, pero sí que se está incrementando la actividad y la protección social", dijo.

NO CENTRAR EL DIÁLOGO SOCIAL EN LA REFORMA LABORAL.

En cuanto al diálogo social, Salgado afirmó que la salida de la crisis necesitará del "concurso" de trabajadores y empresarios, si bien lamentó que cuando se habla de reformas laborales, se fije la atención "sólo en una reforma". "Todos debemos ampliar el campo de mira y estoy convencida de que así lo harán sindicatos y empresarios", añadió.

Preguntada en concreto por si a la vista del aumento del paro, el Gobierno contempla aprobar un nuevo contrato de fomento del empleo, la ministra indicó que las medidas adoptadas para favorecer la contratación necesitan un "periodo de maduración", por lo que aseguró que aún es "pronto" para plantear nuevas medidas en este sentido.

Sobre el margen fiscal con el que cuenta el Ejecutivo para hacer frente a la crisis, Salgado apuntó que los ingresos fiscales están disminuyendo al tiempo que aumenta el gasto por el conjunto de medidas adoptadas, por lo que afirmó que el Gobierno sólo aprobará nuevas medidas "muy selectivas" y siempre que vayan dirigidas a cambiar el modelo de crecimiento económico.

MEDIDAS SELECTIVAS Y REVISIÓN DEL CUADRO MACRO.

"Deberá ser una actuación oportuna y dirigida a ese nuevo modelo de crecimiento que queremos y serán medidas muy selectivas y con efectos positivos sobre el nuevo modelo de crecimiento", reiteró Salgado, quien no obstante destacó que España cuenta todavía con alguna "fortaleza" en comparación con otros países de la UE, como es su menor nivel de deuda pública.

Aunque resaltó que están apareciendo "brotes verdes" en la economía española, que pueden indicar una "estabilización" de la crisis, como la mejora del índice de confianza, la recuperación de las bolsas o la desaceleración de la morosidad, Salgado admitió que el Gobierno aprovechará la remisión al Congreso del techo de gasto para 2010 para revisar a la baja la previsión de crecimiento y elevar la estimación sobre el déficit público.

"Lo que ha sucedido en este año y medio con el cambio de previsiones constantes por parte de todos los organismos, pone de manifiesto que es una sabia decisión esperar hasta el último momento par hacer las previsiones", añadió.