ATA alerta de la pérdida de 10.000 autónomos en Canarias en 2009 y urge a presionar a bancos para que "abran el grifo"

Piden a Soria que los ayuntamientos donde gobierna el PP agilicen los pagos a proveedores LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 1 (EUROPA PRESS) El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Canarias (ATA), Juan Carlos Arricivita, alertó hoy de la posible pérdida de 10.000 trabajos por cuenta propia en Canarias este año, por lo que urgió al Gobierno regional a "presionar" a las entidades financieras para que "abran el grifo de una vez por todas". Tras una reunión con el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno regional, José Manuel Soria, acompañado por el vicepresidente de ATA en las islas, Francisco Gómez, Arricivita destacó que hay más de 112.000 autónomos en el archipiélago y en los dos primeros meses del presente año se han perdido 2.052 empleos en este sector a razón de 40 autónomos al día. Así, reconoció que la previsiones "más positivas" de la organización estimaban una pérdida de 6.000 autónomos, cifra que ha resultado ser "corta", ya que se pueden alcanzar los 10.000 trabajos perdidos entre los autónomos. El presidente de ATA en el archipiélago entregó al Ejecutivo regional el mismo documento entregado la semana pasada en el Congreso de los Diputados a todos los grupos parlamentarios en el que se demandan varias medidas ante la crisis. En este sentido, advirtió de que, después de la temporada alta del turismo en las islas, este sector y el de servicios atravesarán "por una mayor caída en facturaciones y pérdida de empleo", por lo que considera que "hay que buscar medidas para que se amortigüe lo máximo posible esa caída y se salga lo antes posible", además de que "hay una incertidumbre de cara a la contratación para el verano". EL PRINCIPAL PROBLEMA, LA FINANCIACIÓN "Esperamos que haya un momento en el que haya algo que indique que hemos tocado fondo, que las políticas del Gobierno canario y central empiecen a surtir efecto", agregó Arricivita, que destacó que "el principal problema es que no hay financiación, las entidades financieras han cortado el grifo, no prestan dinero y por muchas campañas que se hagan con las líneas ICO, que parecía que iban a ser la salvación ,si no llega el dinero a las empresas no hay forma de canalizar pagos y el que no paga hace que se muera otra empresa y al final se va a destruir mucho empleo". De este modo, reclamó medidas como la reducción impositiva tanto en el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) como en el sistema modular porque considera que "no se pueden estar pagando los mismos módulos que se pagaban hace dos años cuando ha caído el consumo más de un 40 por ciento", así como planteó acudir a la Sociedad de Garantía Recíproca. APOYO A LA LEY DE MOROSIDAD "Estamos pidiendo cosas lógicas y coherentes, no disparates, todos sabemos el problema social que tenemos", añadió el representante empresarial, que también reclamó al Gobierno autonómico que apoye a través de sus grupos parlamentarios en Madrid la modificación de la Ley de Fiscalidad y Morosidad estableciendo un máximo de 60 días el pago de los efectos comerciales entre las administraciones públicas con los administrados y entre las empresas privadas. Con ello "se solucionarían muchísimos problemas de las empresas en otros momentos" y "se podría producir 500 millones de euros mensuales en la economía canaria que entrasen en circulación". Respecto a la iniciativa de la administración regional de 150 millones de euros en avales para pymes y autónomos, Arricivita opinó que el dinero no llegará por culpa de las entidades financieras, al tiempo que incidió en que "como primer paso está bien" pero "es poco dinero", ya que si se divide esa cuantía entre 112.000 autónomos resultan aproximadamente 1.200 euros, a pesar de que "empresa media mínimo necesita de liquidez a día de hoy entre 30.000 y 40.000 euros dependiendo del volumen de trabajadores que tenga". Asimismo, planteó que "los ayuntamientos son los peores pagadores y los que más trabas ponen", ya que tardan una media de "6 o 7 meses" para pagar una factura. De este modo, aprovecharon la ocasión para pedir a Soria, en su condición de presidente del PP en las islas que los ayuntamientos donde gobierna su formación "intenten buscar la fórmula para agilizar los pagos de las administraciones a las empresas", solicitud que ya se ha planteado al PSC-PSOE y que se formalizará igualmente a Coalición Canaria.