C-LM, una de las CCAA que más cambios registró en las condiciones de sus hipotecas en 2008, con 1.690 casos

El número de viviendas hipotecadas se hundió un 32,4% en 2008, hasta 835.056 inmuebles MADRID/TOLEDO, 26 (EUROPA PRESS) Castilla-La Mancha ha sido una de las comunidades que mayor número de cambios en las condiciones de las hipotecas en 2008 por cada 100.000 habitantes ha registrado, con 1.690 casos, según la estadística de hipotecas publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por Europa Press. A nivel nacional, el número de hipotecas constituidas sobre vivienda ascendió a 835.056 en el conjunto de 2008, lo que supone una caída del 32,4% respecto a 2007, año en el que las viviendas hipotecadas superaron la cifra de 1,2 millones. De acuerdo con los datos del organismo estadístico, el importe medio de las hipotecas sobre viviendas bajó un 6,2% en 2008 respecto al año anterior, hasta situarse en 139.780 euros. En 2008, el capital prestado para este tipo de hipotecas superó los 116.724 millones de euros, con un descenso del 36,6% sobre el ejercicio 2007. Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid fueron las comunidades autónomas donde se constituyeron más hipotecas sobre viviendas el año pasado, con 155.448, 116.303, 105.998 y 102.299 préstamos, respectivamente. En el mes de diciembre de 2008, las viviendas con hipotecas descendieron un 31,7% respecto al mismo mes de 2007, con lo que ya son 18 los meses consecutivos en los que cae en tasa interanual el número de viviendas hipotecadas, con disminuciones superiores al 20% desde enero de 2008 (exceptuando abril). No obstante, el dato de diciembre es mucho más moderado que el de noviembre, mes en el que las viviendas con hipotecas se hundieron un 45,8%. Teniendo en cuenta el total de fincas (rústicas y urbanas), el importe medio por hipoteca constituida se situó en 160.808 euros en 2008, con una descenso del 4,7% respecto a 2007. Durante el año pasado se firmaron 1.284.318 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas, un 27,4% menos que en 2007, mientras que el capital de los nuevos préstamos hipotecarios bajó un 30,8%. Las cajas de ahorros fueron las entidades que concedieron un mayor número de créditos hipotecarios durante 2008, al aglutinar el 55,8% del total, seguidas de los bancos (34,3%) y de otras entidades financieras (9,9%). En cuanto al capital prestado, las cajas de ahorros concedieron el 50,9% del total, los bancos el 39,2% y otras entidades, el 9,9%. TIPO DE INTERÉS MEDIO DEL 5,29%. El tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios fue del 5,29% en 2008, frente al 4,71% de 2007, con un plazo medio de 24 años, dos menos que un año antes. El tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios de las cajas de ahorros fue del 5,26% y el plazo medio de 25 años, mientras que los bancos prestaron a un tipo de interés del 5,28% y un plazo medio de 24 años. El 97,4% de las hipotecas constituidas en 2008 utilizó un tipo de interés variable, frente al 2,6% de tipo fijo. Dentro de las variables, el Euríbor fue el tipo de interés de referencia más utilizado en la constitución de hipotecas, ya que figuró en el 87,5% de los nuevos contratos. Por otra parte, el número total de hipotecas con cambios en sus condiciones ascendió el año pasado a 388.853, con un crecimiento del 21% sobre 2007. En el caso de las viviendas, el número de hipotecas que modificaron sus condiciones repuntó un 11,6%. Atendiendo a la clase de cambio en las condiciones de la hipoteca, en 2008 se produjeron 284.835 modificaciones pero sin cambiar de entidad financiera (novaciones), lo que representa un incremento interanual del 16,8%. Por su parte, el número de préstamos que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) fue de 60.007, un 10,3% más. Además, en 2008, un total de 44.011 hipotecas cambiaron de titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor), lo que supone un aumento del 90,2% respecto a 2007. CAMBIOS EN LAS CONDICIONES DE LA HIPOTECA. De las 388.853 hipotecas que cambiaron sus condiciones el año pasado, el 44,2% se deben a modificaciones en los tipos de interés. De esta forma, el porcentaje de hipotecas a tipo de interés fijo se redujo después del cambio de condiciones desde el 6,4% hasta el 2,4% del total, ya que la mayoría de estos préstamos pasaron a estar referenciados a un tipo de interés variable. Dentro de la estructura de tipos de interés, el Euríbor es la referencia más importante. Su interés medio (4,02%) fue el más bajo antes del cambio, mientras que después del cambio, el tipo de interés medio más bajo corresponde al de Otros tipo de interés (4,95%). Tras la modificación de condiciones, el interés medio de los préstamos aumentó 0,54 puntos en las hipotecas a tipo fijo y 1,41 puntos en las hipotecas a tipo variable. Respecto a las cancelaciones, en 2008 se cancelaron registralmente un total de 687.674 hipotecas, lo que supone un descenso interanual del 21,9%. Las hipotecas canceladas sobre fincas rústicas bajaron un 14,1% y las canceladas sobre fincas urbanas lo hicieron en un 22,1%. Por su parte, las cancelaciones de hipotecas constituidas sobre viviendas cayeron un 24,5%. El 97,2% de las hipotecas canceladas correspondió a fincas urbanas y el 2,8% a rústicas. Dentro de las primeras, el 72,4% eran viviendas. DESCENSO GENERALIZADO EN LAS CC.AA. Por comunidades autónomas, Murcia, con 5.661, y La Rioja, con 5,120, fueron las regiones que concentraron un mayor número de fincas con hipotecas constituidas en 2008 por cada 100.000 habitantes. Madrid, País Vasco y Cataluña registraron el mayor importe medio hipotecado, con 235.047 euros, 198.127 y 193.223 euros, respectivamente. Las únicas comunidades que experimentaron una tasa de variación interanual positiva fueron Madrid (+3,1%) y Navarra (+8,2%). El resto de las regiones registró tasas de variación negativas, con Ceuta (-26,1%) y La Rioja (-22,6%), a la cabeza. Las comunidades que registraron el mayor número de cambios en las condiciones de las hipotecas en 2008 por cada 100.000 habitantes fueron Comunidad Valenciana (2.248) y Castilla-La Mancha (1.690). Murcia y Comunidad Valenciana fueron las que experimentaron el mayor número de hipotecas canceladas por 100.000 habitantes, con 2.837 y 2.643 cancelaciones, respectivamente.