Cerca de 20.000 castellano-manchegos se beneficiarán este año de acciones de formación de la modalidad 1

TOLEDO, 1 (EUROPA PRESS) Cerca de 20.000 castellano-manchegos se beneficiarán de acciones de formación de la modalidad 1, que es la dirigida a trabajadores ocupados y desempleados, así como a trabajadores autónomos y de economía social, en virtud de parte de la inversión de más de 90,2 millones de euros aprobados por el Consejo de Gobierno de la presente semana. Así lo confirmó la portavoz del Gobierno regional, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa que ofreció para dar cuenta de los acuerdos aprobados por el Consejo de Gobierno de la presente semana, entre los que destaca esta inversión, que se enmarca dentro de las actuaciones del Plan por el Crecimiento, la Consolidación y la Calidad del Empleo en Castilla-La Mancha. Esta inversión de 90,2 millones de euros, abarca el periodo comprendido hasta el 2013, para hacerla coincidir con la vigencia de dicho plan, y va dirigido a la formación modalidad 1, que se adecuó cuando se hizo el II Plan de Formación Profesional, y que permitirá que se beneficien de ella hasta el 40 por ciento de los trabajadores en paro, indicó Rodríguez. Para este año, explicó la portavoz del Ejecutivo regional se invertirá más de 28 millones de euros de esos más de 90, de las que se beneficiarán hasta 20.000 personas. Según matizó, en esta modalidad existen dos tipos de formación, por un lado los planes intersectoriales, que buscan la adquisición de competencias en varios sectores, sobre todo la recualificación, y que incluye a los trabajadores autónomos o empresas de economía social. Y por otro, prosiguió Rodríguez, los planes sectoriales, dirigidos a un sector productivo concreto, que persiguen la especialización, y en los que pueden participar los trabajadores de los sectores más afectados por la crisis, para que puedan cambiar su cualificación y adaptarse a otro tipo de trabajo. De otro lado, la portavoz del Gobierno regional recordó que el Consejo de esta semana tomó en consideración el Anteproyecto de Ley de Cámaras de Comercio e Industria de Castilla-La Mancha que tiene por objeto regular las cámaras oficiales de la región y el Consejo Regional de Cámaras, por medio de un marco legislativo. Sobre este asunto, explicó que el Gobierno regional no había ejercido estas competencias normativas que tiene sobre las cámaras, como sí lo habían hecho ya otras regiones, a fin de dar estabilidad a la actuación de las cámaras, y permitir una relación más estable entre estas instituciones económicas y la Administración regional. No obstante matizó que hasta que se apruebe en las Cortes, las cámaras se seguirán rigiendo por la Ley Estatal básica de Comercio, Industria y Navegación, y destacó que este Proyecto de Ley entiende a las cámaras como entidades de derecho público con personalidad jurídica propia, y se configuran como entidades consultivas de colaboración de la administración, y entre sus funciones se reconocen competencias de sus órganos que establecen el régimen electoral, el jurídico y el presupuestario. "Merece la pena poner en valor la colaboración que existe entre la administración regional y las cámaras de comercio para el fomento de la actividad económica", dijo Rodríguez, quien destacó el trabajo que realizan con las pymes, que suponen el 80 por ciento del tejido empresarial de la región. "Queremos que con la nueva ley tengan más facilidad para que las empresas puedan obtener más formación, promoción, información, y cada vez tengamos más empresas competitivas en este mundo globalizado, y en este escenario de crisis", finalizó.