El Euríbor abaratará las hipotecas en 2.200 euros al año

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El Euríbor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España, cerró mayo en el 1,644%, con lo que encadena ocho meses consecutivos de descensos, marca un nuevo mínimo histórico y abaratará las hipotecas en más de 2.200 euros al año.

A pesar de que el indicador rompió el pasado 20 de mayo la tendencia bajista que había mantenido durante todo el mes en su tasa diaria, sumando ocho sesiones seguidas de subidas, el nivel mensual de mayo es el más bajo registrado hasta ahora en la historia del Euríbor y supondrá una rebaja sustancial en las cuotas de las hipotecas.

El indicador volvió a retomar la senda bajista en su tasa diaria y se situó en el 1,631%, 0,010 centésimas por debajo del nivel de ayer (1,641%). Con el descenso mensual de hoy, el Euríbor recorta en 0,127 puntos el nivel de abril (1,771%) y en 3,35 puntos el nivel de mayo de 2008, cuando se situó en el 4,994%.

No obstante, los expertos apuntan a que los bancos están compensando las caída del Euríbor con un incremento de los diferenciales, lo que provoca que la ventajas del desplome del indicador no reviertan en su totalidad sobre el cliente.

Aún así, para una hipoteca media de 119.067 euros, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), un diferencial del 0,75%, a un plazo de 26 años y un Euríbor del 1,64%, la cuota mensual de la hipoteca a partir de junio será de unos 512 euros, lo que supone un ahorro de 223 euros al mes y de unos 2.280 euros al año.

Los analistas consultados por Europa Press señalan que la subida del Euríbor de los últimos días se ha debido a al aparición de nuevas tensiones en los mercados debido a la incertidumbre sobre un repunte de la inflación, que podría provocar un movimiento al alza en los tipos de interés, máxime cuando el Banco Central Europeo (BCE) ha manifestado en alguna ocasión que no se encuentra cómodo con unos tipos de interés muy bajos.

Sin embargo, los expertos apuntan a que el Euríbor se mantendrá en niveles bajos durante un tiempo, y que el mantenimiento en niveles mínimos de los tipos de interés contribuirá a que el Euríbor no alcance niveles tan elevados como los registrados antes del inicio de la crisis.