El ICO lleva prestados 1,62 millones de euros a particulares andaluces a través de su línea de moratoria hipotecaria

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS)

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) lleva concedidos hasta finales del pasado mes de abril 1,62 millones de euros en préstamos a particulares a través de la línea que permite una moratoria en el pago de las cuotas hipotecarias en un 50 por ciento en los años 2009 y 2010.

Según informaron a Europa Press fuentes del ICO, Andalucía acogió un total de 218 operaciones de la línea ICO-Moratoria Hipotecaria, lo que supone el 18,51 por ciento del total nacional, mientras que los 1,62 millones de euros supusieron el 17,68 por ciento del total español.

Asimismo, el préstamo medio se cifró en 7.419,01 euros, una cifra algo inferior a los 7.767,24 prestados a nivel nacional.

Por provincias, de los 218 préstamos, 45 se ubicaron en Cádiz, donde se concedieron préstamos por valor de 300.000 euros; Sevilla registró 44 operaciones por 320.000 euros; Granada registró 43 operaciones, por valor de 330.000 euros; seguida de Almería, con 33 operaciones (260.000 euros); Málaga, con 27 operaciones que supusieron un importante global del préstamo de 210.000 euros; Córdoba, con 17 operaciones (130.000 euros); Huelva con seis operaciones por 40.000 euros; y Jaén, con tres operaciones y 20.000 euros.

Un total de nueve cajas de ahorros, rurales y bancos andaluces, en concreto Banco de Andalucía, Unicaja, Cajasol, CajaGranada, CajaSur, Cajamar, Caja Rural del Sur, Caja Rural de Granada, Caja Rural de Jaén, Barcelona y Madrid ya se adhirieron a esta línea del ICO que permitirá una moratoria en el pago de las cuotas hipotecarias en un 50 por ciento en los años 2009 y 2010.

Este programa de moratoria de hipotecas para desempleados tendrá una dotación de 3.000 millones de euros en 2009, cantidad que se repetirá al año siguiente. Esta línea cuenta con una dotación máxima de 6.000 millones de euros y tendrá una vigencia desde el 1 de enero de 2009 hasta el 31 de diciembre de 2010 o hasta el consumo de los fondos disponibles, si ése fuese anterior a la fecha de finalización indicada.

Tiene como objetivo el aplazamiento temporal y parcial en la obligación de pago del 50 por ciento del importe de las cuotas hipotecarias de los años 2009 y 2010 con un máximo de 500 euros mensuales, a favor de determinados colectivos, titulares de una hipoteca sobre su vivienda habitual que haya sido suscrita antes de uno de septiembre de 2008 y que no se encuentre en situación de mora.

Dicho aplazamiento se instrumentará a través de un contrato firmado entre el cliente y la entidad de crédito.

Podrán ser beneficiarios de esta línea los titulares de hipotecas que, con anterioridad a uno de enero de 2010, reúnan, al menos una de una serie de condiciones, como "ser trabajador por cuenta ajena en desempleo y encontrarse en esta situación, al menos, durante los tres meses anteriores a la solicitud, así como tener derecho a prestaciones por desempleo; ser trabajador por cuenta propia que se haya visto obligado a cesar en su actividad económica, manteniéndose en esa situación durante un mínimo de tres meses; o ser trabajador por cuenta propia que acredite ingresos inferiores a tres veces el importe del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), durante, al menos, tres meses".

También podrán beneficiarse de esa línea los pensionistas de viudedad por fallecimiento ocurrido una vez concertado el préstamo hipotecario, y en todo caso, en fecha posterior al uno de septiembre de 2008.

El importe máximo de financiación por cliente será de hasta 12.000 euros y los plazos de amortización del importe aplazado comenzarán en enero de 2011 y podrán ser de tres, cinco, siete ó 10 años, debiendo tenerse en cuenta que "el plazo de vencimiento del crédito hipotecario, en ningún caso podrá ser inferior al plazo a formalizar en el contrato de aplazamiento".

Esta línea permita la cancelación anticipada voluntaria de la operación, por acuerdo entre el cliente y la entidad de crédito, y podrá ser total o parcial "sin que la misma implique penalización alguna para el cliente".