Más de 900 familias se han acogido al plan de ayudas de 'Sa Nostra' para clientes con problemas para pagar su hipoteca

PALMA DE MALLORCA, 18 (EUROPA PRESS)-

La entidad financiera Sa Nostra ha ayudado desde el pasado mes de octubre a un total de 905 familias que se han acogido al plan de ayudas que la entidad tiene vigente para atender a los clientes que se encuentran en apuros para hacer frente a las deudas contraídas en la adquisición de la vivienda o que atraviesan por dificultades económicas temporales. El total nominal de todas las operaciones supera los 132,9 millones de euros.

Así lo indicaron a Europa Press fuentes de la entidad, que destacaron que todas estas familias están enmarcadas en la vía de ayudas para "situaciones transitorias" (dotada con hasta 200 MEUR). No obstante, la iniciativa contempla otra línea para "situaciones especiales", con cargo a la Obra Social, y cuyos beneficiarios serán las familias o clientes en situaciones "críticas extremas".

Los clientes que se han acogido al plan de ayudas a familias para renegociar la hipoteca se han triplicado en lo que llevamos de año, tras haber pasado de 300 familias que en febrero se habían acogido a esta medida, a las más de 900 a las que se les aplica en la actualidad.

Este plan de ayudas sirve para atender las necesidades sociales de clientes y familias afectadas por la coyuntura económica actual. Entre las medidas, se sugiere al cliente las operaciones de novación con carencia o ampliación de plazos con opciones también a modificar la forma de pago; la dación o compraventa del inmueble, con la posibilidad de seguir en régimen de alquiler; la pensión inmobiliaria o hipoteca inversa; o el préstamo 'mes a mes.

MORATORIA DE PARADOS

Por último, la entidad financiera participa en el convenio de financiación de la línea ICO, para financiar el aplazamiento temporal o parcial del 50 por ciento de las cuotas hipotecarias en 2009 y 2010 para personas que se han quedado sin empleo, si bien, hasta el momento Sa Nostra no ha registrado ninguna solicitud para acogerse a la moratoria de parados.

No obstante, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha ejecutado en Baleares un total de 44 operaciones de la línea específica para la moratoria hipotecaria, que equivale a un montante de 381.200 euros.

La línea de moratoria hipotecaria permite a determinados colectivos --sobre todo desempleados y autónomos con dificultades--, titulares de una hipoteca, aplazar temporal y parcialmente la obligación de pago del 50% del importe de las cuotas hipotecarias, con un máximo de 500 euros mensuales, y siempre que cumplan ciertos requisitos.