Economía/Empresas.- Las cadenas hoteleras siguen apostando por el bajo coste, según un informe de DBK

En 2010 habrá 50 establecimientos de bajo coste más y la cifra de negocio del sector aumentará un 15% al año MADRID, 12 (EUROPA PRESS) Las cadenas hoteleras siguen apostando por el bajo coste, un sector en etapa expansiva en el mercado español que contó en los dos últimos años con la inauguración de una treintena de establecimientos, según destaca hoy un informe de DBK titulado 'hoteles de bajo coste'. En octubre de 2008 permanecían abiertos en España 134 hoteles de bajo coste, con más de 10.500 habitaciones, cifras que se han más que triplicado desde 2002. La facturación de este tipo de establecimientos alcanzó los 170 millones de euros en 2008, un 21% más que en 2007. Según el mencionado informe, esta tendencia se mantendrá en los próximos ejercicios, en los que se incorporarán nuevos operadores al mercado y las principales cadenas ampliarán su red. La facturación de este tipo de establecimientos creció más del 20% en 2008, configurándose como "uno de los segmentos más dinámicos del sector hotelero", destaca el estudio. El perfil medio de los hoteles de bajo coste en funcionamiento en octubre de 2008 muestra un hotel de tres estrellas, inaugurado antes de 2003, con una capacidad de entre 50 y 100 habitaciones, y un precio medio de la habitación doble inferior a 50 euros por noche. Más de la mitad de la oferta se concentra en Cataluña y Madrid, de forma que los 65 establecimientos localizados en ellas cuentan con el 28% y el 26% del número total de habitaciones, respectivamente. Además, aunque se aprecia una creciente orientación hacia localizaciones en centros urbanos, cerca del 70% de las habitaciones se encuentran en hoteles de la periferia de las ciudades. MAYORES ESTABLECIMIENTOS E INGRESOS EN 2010. El estudio contempla la apertura de 50 nuevos hoteles de bajo coste de aquí a 2010. A finales de 2010, permanecerían abiertos un total de 180 establecimientos, dotados con unas 15.000 habitaciones. El informe prevé que, pese a la crisis económica y su impacto sobre el turismo, muchos de los clientes optarán por los establecimientos de bajo coste, de cara a lograr una contención del gasto. Con respecto a las ventas, DBK prevé un incremento de la cifra de negocio de los hoteles de bajo coste superior al 15% anual en el período 2009 y 2010, lo que permitiría alcanzar una cifra de alrededor de 230 millones de euros en este último año. En la actualidad se identifican catorce cadenas dedicadas a la gestión de hoteles de bajo coste, cinco de las cuales han iniciado su actividad en los últimos cinco años. Por su parte, ocho de los operadores están especializados en este tipo de establecimiento, mientras que las seis restantes explotan también hoteles convencionales. Las cinco primeras cadenas hoteleras --Accor, Express by Holiday Inn, Louvre Hotels, Domus, y Áreas --concentraban en octubre de 2008 el 80% de las habitaciones, cifra que superó el 96% al considerar a los diez primeros operadores.