Economía.- La patronal hotelera asegura que el sector tocará fondo en el primer cuatrimestre del año, pero "verá la luz"

MADRID, 27 (EUROPA PRESS) El secretario general de la Confederación Española de Hoteles (CEHAT), Ramón Estalella, aseguró hoy que el sector hotelero está "tocando fondo" este año, que será "el peor" históricamente hablando, según las estimaciones manejadas para el primer cuatrimestre del año, pero señaló que "se ve ya la luz". En unas jornadas del sector inmobiliario y hotelero, Estalella auguró "una caída importante" de las pernoctaciones en el periodo acumulado de enero a abril de 2009, cuya expectativa calificó de "desastrosa". "Estamos tocando casi el fondo en el peor año, frente a 2008, un año récord para el turismo, pero se ve ya la luz", afirmó. Especialmente destacó el esperado freno de la llegada de turistas británicos por la depreciación de la libra esterlina e recordó que el Reino Unido es el segundo país de la Unión Europea, por detrás de España, con mayor tasa de paro lo que frenará la intención de viajar. Estalella estimó que un aumento del 3% del precio para ese mercado supondría una caída del 5% de la demanda de turistas británicos. En cuanto a la estancia, desde la CEHAT se considera que será similar aunque las estancias largas tenderán a desaparecer, "lo que es un problema para el sector". Estalella indicó que para el sector no es tan importante el número de turistas que lleguen, que cuanto mayor es mayores son los costes, sino lo que se gasten y la estancia que contraten. Al respecto, Estalella indicó que los precios han caído un 20% en algunos casos en el mercado nacional, pero estimó que el precio medio por habitación no llegarán a caídas por debajo del 2,5%. Además, apuntó que pese al papel destacado de Internet en la contratación, tanto para hoteles como para agentes de viajes, la gran intermediación existente supone que del precio medio entre un 30% y un 35% se lo lleven las comisiones por su gestión. El secretario general de la patronal hotelera recalcó que estas estimaciones revelan que la rentabilidad durante el primer cuatrimestre de 2009 "será muy negativa" e indicó que es necesario que se sepa que la industria hotelera "afronta su peor momento", pese a que se oyen voces de recuperación. Así, no descartó procesos de desinversión en el sector, la necesidad de flexibilizar el empleo o agilizar los planes de promoción por parte de la Administración. Estalella apuntó que el sector hotelero es el que menos está despidiendo y recordó que sólo se han presentado tres Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), pero admitió que la crisis ha hecho que muchos hoteleros se den cuenta de que su plantilla era excesiva y han aprovechado para ajustarla. "NO HAY QUE CAER EN EL PESIMISMO". No obstante, Estalella se refirió a la alta ocupación alcanzada durante el pasado Puente de San José, que comenzó con "unas reservas para llorar" al comienzo de la semana y que en tres días logró alcanzar una media del 80%, gracias en parte a la buena climatología y a los descuentos. Además, subrayó el buen resultado de la temporada invernal frente a otros años en Canarias, y especialmente en Las Palmas y Tenerife, con una muy buena ocupación de los destinos de nieve. Estalella destacó que la buena noticia es que la banca está volviendo a financiar al sector, gracias a iniciativas como el 'Plan Renove' impulsado desde el Gobierno con apoyo del sector, porque hay índices de confianza que indican que el turismo será el primero en salir de la crisis. De hecho, se mostró confiando en que la demanda se consolide. "Hay 25 millones de alemanes dispuestos a viajar este año de vacaciones, el problema es que se reserva a última hora y todavía no han decidido a qué destino", afirmó Estalella tras recalcar que no debe caerse en el pesimismo. Así, apuntó que en dicho mercado los 'slots' aéreos para Baleares y la costa mediterránea han aumentado ya un 5%. "España tiene la mejor planta hotelera en relación calidad-precio del mundo y cuenta con los mejores profesionales y sigue siendo el primer destino vacacional frente a competidores directos como Turquía y Egipto, que pese a hacer daño a nuestro mercado, no lo hacen tanto", defendió.