Gabriel Escarrer Juliá dejará la presidencia de Sol Meliá en manos de Sebastián Escarrer cuando se retire

Amparo Moraleda y Juan Arena se incorporan a la cadena como consejeros independientes

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El consejo de administración de Sol Meliá ha aprobado la designación de Sebastián Escarrer como presidente no ejecutivo, una vez que el actual presidente y fundador de la compañía, Gabriel Escarrer Juliá, decida retirarse, informó hoy la compañía en un comunicado a la Comisión Nacional de Valores (CNMV).

La decisión fue aprobada el pasado martes, 31 de marzo, por el consejo de administración que aprobó así modificar el actual modelo de co-liderazgo establecido hace casi dos años, cuando Escarrer Juliá anunció el inicio del proceso de relevo generacional.

Por su parte, Gabriel Escarrer Jaume mantiene su cargo de vicepresidente y consejero delegado. De esta forma, la compañía deslinda las funciones ejecutivas y no-ejecutivas, para obtener "un mayor enfoque interno y externo" de los hasta ahora co-vicepresidentes y consejeros delegados, Gabriel y Sebastián Escarrer Jaume, quién renunciará a su cargo de actual consejero delegado.

"La figura del presidente no ejecutivo es clave en numerosas corporaciones españolas y norteamericanas, siguiendo las recomendaciones de los Códigos de Buen Gobierno y materializa la diferenciación de las funciones de gestión y dirección de la sociedad --que concentra el consejero delegado como primer ejecutivo-- respecto de las de supervisión y dirección del consejo que gana en independencia", destacó la compañía.

La cadena subrayó que con el nuevo modelo se garantizará "una mayor efectividad tanto en la toma de decisiones ejecutivas, como en la proyección, posicionamiento y capacidad de influencia" de Sol Meliá. Al respecto, el presidente y fundador de la cadena, Escarrer Juliá calificó dicho paso de "sumamente satisfactorio y beneficioso" para reforzar el liderazgo de la compañía.

NUEVOS CONSEJEROS INDEPENDIENTES.

Por otro lado, el consejo de administración de Sol Meliá ha aprobado la incorporación como consejeros independientes de Amparo Moraleda, anunciada el pasado mes de febrero, y de Juan Arena. Con estas nuevas incorporaciones son ya seis los consejeros independientes del total de doce miembros que integran el consejo de administración de la compañía.

Asimismo, Sol Meliá ha decidido llevar a cabo una actuación en un doble plano, interno y externo. Así, centrará sus esfuerzos en mejorar la gestión de la empresa en el contexto actual de crisis y, por otra parte, trabajará para incrementar la reputación corporativa de modo acorde a la dimensión de la empresa, que reclama una mayor presencia e influencia en todos los ámbitos.

Finalmente, el consejo de administración de Sol Meliá aprobó el informe anual de Gobierno corporativo del ejercicio de 2008, que cerró el pasado 31 de diciembre, así como las cuentas anuales.