La Cámara de Comercio de Lanzarote recibe el Premio Nacional de Comunicación del Consejo Superior de Cámaras

ARRECIFE (LANZAROTE), 8 (EUROPA PRESS)

La Cámara de Comercio de Lanzarote ha recibido el Premio Nacional 'Eureka' a la mejor idea de comunicación otorgado por el Consejo Superior de Cámaras, según informó el organismo lanzaroteño en nota de prensa.

Así lo deliberó el jurado que premió a la cámara canaria por Lanzarote Cordial, una campaña turística ideada por la Comisión de Turismo de esta corporación cameral que tiene como objetivo recuperar la cordialidad con los visitantes y lograr los índices turísticos de antaño.

Este premio se entregó en el marco de las VIII Jornadas de Comunicación que celebra anualmente el Consejo Superior de Cámaras que en esta edición tuvo lugar en la isla de Fuerteventura el pasado 27 de marzo.

Esta reunión, a la que asisten los directores de comunicación de los gabinetes de prensa de las cámaras de comercio de España, tiene como objetivo la puesta en común del trabajo que cada uno desarrolla desde su departamento y el intercambio de experiencias que luego pueden ser utilizadas por otras cámaras.

La isla de Lanzarote se ha distinguido siempre por el alto índice de fidelización con sus visitantes. Durante años este índice de repetición ha alcanzado niveles de hasta el 63 por ciento, una cifra que actualmente se sitúa en torno al 35 por ciento.

La Cámara de Comercio de Lanzarote, consciente de la importancia que tiene la amabilidad y el buen trato con el turista, ha desplegado una campaña de concienciación orientada a todos los agentes relacionados directamente con el turismo.

En esta campaña, iniciada a finales de 2008, se incluyen ciclos formativos para los sectores del taxi, la hostelería, recepcionistas de hoteles, sector del comercio y todos aquellos gerentes de primeras impresiones, que son los responsables de crear una imagen y una sensación de bienestar y acogida entre quienes nos visitan.

La campaña incluye también un ambicioso plan de comunicación que contempla la difusión del logotipo para su conocimiento e identificación, así como el reparto de artículos útiles que se regalarán a los visitantes, tales como ceniceros de playa, marcadores de libros, portatickets o identificadores de maletas. Estos elementos servirán de promoción, más allá de la visita a Lanzarote, puesto que son artículos no perecederos que viajarán a lugares lejanos con la imagen de la isla.