HSBC frena la euforia y advierte que 2009 será un año "duro" para la entidad

  • Londres, 11 may (EFE).- El HSBC, el mayor banco de Europa, advirtió hoy de que 2009 será un año "duro" para la entidad por el aumento de los créditos de dudoso cobro en EEUU y frenó la euforia desatada en los mercados al afirmar que "aún es pronto" para hablar de recuperación económica.

HSBC frena la euforia y advierte que 2009 será un año "duro" para la entidad

HSBC frena la euforia y advierte que 2009 será un año "duro" para la entidad

Londres, 11 may (EFE).- El HSBC, el mayor banco de Europa, advirtió hoy de que 2009 será un año "duro" para la entidad por el aumento de los créditos de dudoso cobro en EEUU y frenó la euforia desatada en los mercados al afirmar que "aún es pronto" para hablar de recuperación económica.

En una comunicación remitida a la Bolsa de Londres, el grupo bancario británico avanzó que los beneficios registrados en los primeros tres meses del año están "por encima" de los de hace un año -contabilizando los extraordinarios- y que esta mejora se debe a la aportación del negocio de banca de inversión estadounidense.

Sin ofrecer datos concretos, la entidad indicó que la división asiática continúa como la más fuerte del HSBC, ya que "en ella no se observa el mismo nivel de deterioro que en el resto de mercados".

Sobre la evolución de la calidad de su cartera crediticia, el HSBC informó de que sólo en EEUU las provisiones para cubrir los préstamos de baja calidad o de cobro dudoso ascendieron a 3.900 millones de dólares (2.862 millones de euros) en los tres primeros meses del año, frente a los 3.190 millones de dólares (2.341 millones de euros) de un año antes.

En este país, el HSBC registró unos beneficios antes de impuestos de 3.380 millones de dólares (2.480 millones de euros), cinco veces más que en el primer trimestre de 2008.

Asimismo, el grupo bancario anunció que las pérdidas por deterioro de activos e inversiones alcanzaron los 900 millones de dólares (660 millones de euros) en este período.

Ante estas cifras, el consejero delegado de la entidad, Michael Geoghegan, advirtió de que la banca de inversión no puede sostener por sí sola la cuenta de resultados, por lo que podría ser necesario reestructurar la división de banca comercial.

Por su parte, el presidente del HSBC, Stephen Green, reconoció que las medidas de estímulo económico puestas en marcha por las principales economías del mundo han conseguido "reducir el nivel de estrés del sistema financiero", aunque precisó que la "dislocación" experimentada por la banca ha sido tal que el futuro sigue siendo "incierto".

"La industria financiera -opinó Green- está viviendo un período de grandes cambios. La opinión generalizada es que se debe mejorar la regulación y la supervisión del sistema para evitar que una crisis como esta vuelva a producirse".

El HSBC, que ha rechazado la ayuda estatal en reiteradas ocasiones, anunció el pasado mes de marzo la mayor ampliación de capital de la historia en el Reino Unido, de 12.500 millones de libras (unos 14.100 millones de euros), a través de la emisión de nuevas acciones.