(Ampliación) El IPC cae ocho décimas en marzo y entra por primera vez en su historia en negativo (-0,1%)

Los combustibles aceleran su descenso y 11 comunidades ya presentan tasas negativas de precios

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió dos décimas en marzo respecto al mes de febrero, pero la tasa interanual cayó ocho décimas y entró por primera vez en su historia en valores negativos, al situarse en el -0,1%, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, desde 1961, año en el que se inicia la serie histórica del IPC, nunca se ha experimentado una tasa interanual negativa de crecimiento de los precios.

En marzo, el IPC interanual registró su octavo descenso consecutivo. La tasa final, del -0,1%, contrasta con la obtenida en el mismo mes de 2008 (4,5%), uno de los meses en los que los precios subían de forma desorbitada debido al encarecimiento del barril de crudo.

Con esta tasa del -0,1%, la inflación interanual se aleja y mucho de los máximos cercanos al 5% que alcanzó durante el verano pasado, cuando los precios tocaron 'techo' en el mes de julio, con un IPC del 5,3%. A partir de entonces, la inflación comenzó a descender, experimentando una gran caída, de 1,2 puntos, el pasado mes de noviembre, algo que no se veía en 22 años.

En total, desde julio de 2008 hasta marzo de 2009, el IPC se ha reducido más de cinco puntos, superando las estimaciones iniciales del Gobierno, que esperaba que este indicador cerrara 2008 en el entorno del 2% (al final lo hizo en el 1,4%) y que siguiera bajando en 2009, aunque sin llegar a una situación de deflación (el FMI considera que hay deflación cuando los precios decrecen durante dos trimestres consecutivos).

Por su parte, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en marzo en el 1,3%, tres décimas inferior a la tasa de febrero, mientras que el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el -0,1% interanual, ocho décimas menos que en el mes anterior, coincidiendo con los datos adelantados por el INE a finales del mes pasado. También es la primera vez en que el IPCA entra en tasas interanuales negativas.

ALIMENTOS, CARBURANTES Y HOTELES EXPLICAN EL DESCENSO INTERANUAL.

El descenso en ocho décimas del IPC interanual en marzo se debió principalmente a la caída de precios en transporte, cuya tasa anual se redujo dos puntos respecto a febrero, hasta el 8,2%, como consecuencia de la caída de los precios de carburantes y lubricantes frente a la subida que experimentaron en igual mes de 2008. De hecho, el organismo estadístico destaca que la tasa anual de esta parcela, del -22,4%, es la más baja registrada hasta la fecha.

También contribuyó al descenso interanual de los precios el abaratamiento de los alimentos y de las bebidas no alcohólicas, que disminuyeron su tasa anual nueve décimas, hasta el 0,6%, su valor más bajo desde agosto de 1999. El pescado fresco, las frutas frescas, las carnes de ave y de ovino y los aceites son los que más influyeron en esta evolución.

El comportamiento de los precios de hoteles, cafés y restaurantes también ayudó a rebajar la inflación interanual. Su tasa anual bajó en marzo siete décimas, hasta el 2,4%, nivel que no alcanzaba desde enero de 1994, fecha en la que empieza a publicarse información sobre este grupo. Esta caída responde a que las subidas de precios en bares cafeterías y restaurantes han sido menores que un año atrás, y se debe también al hecho de que las tarifas hoteleras aumentaron en marzo del año anterior por la celebración de la Semana Santa -este año se ha celebrado en abril-.

En tasa mensual, el IPC repuntó dos décimas, después de haberse mantenido sin cambios en febrero y de haber caído los tres meses inmediatamente anteriores. Hace un año, en marzo de 2008, los precios subieron en términos mensuales nueve décimas.

La subida de los precios en tasa mensual fue consecuencia del inicio de la temporada primavera-verano en vestido y calzado, que experimentó un tasa mensual de crecimiento de los precios del 3,4%. Por el contrario, los alimentos registraron una tasa mensual del -0,7%, mientras que el transporte, motivado por el abaratamiento de los carburantes, situó su tasa mensual en el -0,5%.

LOS COMBUSTIBLES ACENTÚAN SU ABARATAMIENTO.

En cuanto a los grupos especiales, las mayores caídas interanuales de precios se concentraron en los bienes industriales, siendo el de los carburantes y combustibles el descenso más acusado, con un abaratamiento de sus precios del 18,4%, tasa superior en 4,3 puntos a la de febrero (-14,1%).

Los precios de los productos energéticos también acentuaron su caída en marzo, con un descenso interanual del 11,6% (frente al 8,1% de febrero), al tiempo que descendieron los precios de los alimentos sin elaborar y productos energéticos (-6,4%), los bienes industriales sin energía (-4,3%), los bienes industriales duraderos (-1,5%) y los bienes industriales sin productos energéticos (-0,6%).

Entre los aumentos, sobresalen los repuntes interanuales de precios de los servicios (+2,7%), los servicios sin alquiler de vivienda (+2,7%) y los alimentos elaborados, bebidas y tabacos (+1,2%).

Por rúbricas, los mayores incrementos mensuales de precios en marzo los registraron los complementos y reparaciones de prendas de ropa (+6,1%), el calzado de niño (+4,9%), la ropa de niño y bebé (+4,6%), la ropa de hombre (+3,8%) y la de mujer (+3,1%).

En el campo de la alimentación, pocos alimentos y bebidas elevaron sus precios respecto a febrero, y entre los que lo hicieron destacan las legumbres y hortalizas frescas, que se encarecieron un 0,8%, y las bebidas alcohólicas, que repuntaron un 0,3%.

Por el lado de los descensos, los más elevados de entre todas las rúbricas se concentraron en la rama alimenticia, especialmente en la carne de ovino (-5,8%), el pescado fresco y congelado (-3,7%), y el pollo y los aceites y grasas (-1,4%).

En tasa interanual, lideró los aumentos de precios el transporte público interurbano (+9%), seguido del transporte público urbano (+7,3%), y la educación universitaria (+6,2%).

Por el lado de los descensos, en marzo destacaron las caídas de los precios de los aceites y grasas (-10,3%), medicamentos y material terapéutico (-8,2%), la leche (-6,6%), el pescado fresco y congelado (-6,2%), los objetos recreativos (-5,9%) y el transporte personal (-5,7%).

TASA NEGATIVA INTERANUAL EN 11 COMUNIDADES.

Por comunidades autónomas, la inflación mensual se comportó de forma dispar. Los subidas más elevadas correspondieron a las ciudades autónomas de Melilla (+1,1%) y Ceuta (+1%), seguida de Navarra (+0,4%), y de País Vasco, Andalucía, Canarias y Galicia, todas ellas con un repunte del 0,3%.

En Extremadura, los precios avanzaron un 0,2% en tasa mensual, mientras que en Murcia, Aragón, Asturias, las dos Castillas, Cataluña y Comunidad Valenciana crecieron un 0,1%. Por el contrario, en Madrid, La Rioja y Cantabria la inflación se mantuvo sin cambios respecto a febrero.

En tasa interanual, la inflación bajó en marzo en once comunidades autónomas. De esta forma, a Castilla-La Mancha, que en febrero entró en tasas negativas de crecimiento de los precios, siendo la primera comunidad de la historia en hacerlo, se han sumado en marzo otras diez comunidades.

Precisamente, Castilla-La Mancha fue la comunidad que lideró en marzo las caídas de precios interanuales, con una tasa del -0,8%. Le siguió Castilla y León (-0,6%), Galicia (-0,5%), Murcia (-0,4%), Andalucía, Canarias, Cantabria y Navarra (todas con un -0,2%), y Asturias, Extremadura y La Rioja (-0,1% en los tres casos, coincidiendo con la media nacional).

En Aragón, Comunidad Valenciana y Madrid, los precios se mantuvieron estables respecto a los de un año antes, y sólo se registraron repuntes en Ceuta (+1,1%), País Vasco y Cataluña (+0,4%), Melilla (+0,3%) y Baleares (+0,2%).