Bancosol advierte del aumento en torno a un 40% de la demanda de alimentos debido a la crisis

MÁLAGA, 12 (EUROPA PRESS)

El Banco de Alimentos de la Costa del Sol (Bancosol) empezará a distribuir a mediados de este mes de abril el primer reparto de alimentos procedentes de los fondos FEGA. Según advirtió esta ONG, la estimación es que la demanda por parte de personas con dificultades ha aumentado en torno a un 40 por ciento con respecto a 2008, debido a que "las necesidades están subiendo", entre otros motivos, por la crisis económica y el incremento del desempleo.

Al cierre del ejercicio de 2008, Bancosol atendía a unas 200 asociaciones benéficas --unas 30.000 personas-- y la estimación es que ahora ese número aumente entre un 15 y un 20 por ciento, según informó a Europa Press el presidente del Banco de Alimentos de la Costa del Sol y vicepresidente a nivel nacional, Javier Peña.

Normalmente, desde Bancosol se atendía a personas con problemas debidos a cuestiones como "la especialización en el campo laboral, la marginación provocada por la droga o la delincuencia o la inmigración", explicó Peña. No obstante, ahora se suman otros individuos afectados por la situación de crisis económica que atraviesa el país.

En cuanto al reparto de 2009, al final, sólo habrá cuatro fases. Precisamente, la intención es que la distribución se realizara en cinco tandas, en tanto que "a las asociaciones les viene mejor recibir los alimentos cada dos meses", según el responsable de Bancosol; sin embargo, será imposible debido al retraso inicial en la llegada de esta mercancía a causa del "procedimiento ministerial".

Como novedad de 2009, Bancosol compartirá el reparto de los productos procedentes del FEGA con Cruz Roja y, en menor medida, con Cáritas. Así, los bancos de alimentos repartirán el 67 por ciento del total de que dispone el plan, frente a los tres años anteriores --de 2006 a 2008--, en los que se hacía cargo del cien por cien.

PLATAFORMA DE LA CRISIS

Peña recordó la reciente creación de la Plataforma de Seguimiento de la Crisis, impulsada por el Ayuntamiento de Málaga y de la que forman parte la Junta y entidades y asociaciones que trabajan en el campo social. El objetivo, de todos modos, es invitar también a sindicatos, empresarios y los representantes de las obras sociales de las entidades financieras.

Entre las tareas de esta plataforma, se encuentran cuestiones como analizar la situación para conocer pormenorizadamente el estado económico de las familias malagueñas, para lo que se hará un documento de medidas para ayudar a los afectados, y también redactar una guía con los recursos existentes para que los ciudadanos tengan conocimiento de ellos.