Canarias es la segunda región donde más bajó el número de autónomos durante el primer trimestre con un descenso del 2,4%

Comunidad Valenciana, Madrid y Canarias, lideraron el descenso en el primer trimestre

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA/MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El número de autónomos en la Comunidad Autónoma de Canarias ha descendido un 2,4 por ciento durante el primer trimestre de 2009, lo que sitúa a las islas como la segunda región donde más disminuyó, por debajo de Valencia --que ocupó el primer lugar con -2,9 por ciento-- y con el mismo dato que Madrid, que también registró -2,4 por ciento, según pone de manifiesto un informe elaborado por la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA).

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, alertó hoy de que, a nivel nacional, el 2009 puede cerrar con la pérdida de 200.000 autónomos más, por lo que reclamó que las medidas aprobadas recientemente por unanimidad en el Parlamento para autónomos y microempresas deben trasladarse "inmediatamente" al Boletín Oficial del Estado (BOE).

Así lo pone de manifiesto Amor en el informe elaborado por ATA, donde el presidente de la asociación recuerda que España arrastra once meses consecutivos de pérdida de empleo autónomo. "Tan sólo en lo que llevamos de año la afiliación ha descendido a un ritmo de 30 autónomos a la hora", denunció.

A su juicio, si esta tendencia continúa, y si nada lo remedia, los cálculos más optimistas hacen pensar que se cerrará el 2009 con 200.000 trabajadores autónomos menos, por lo que es necesario que las medidas se trasladen al BOE para acabar con la "asfixia" que sufren muchas empresas y paliar la sangría de autónomos y desempleados.

Según los datos referentes al primer trimestre del año, entre enero y marzo, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio decrecer su número de afiliados en 65.919 autónomos, pasando de los 3.319.188 en diciembre de 2008 a los 3.253.269 en marzo de 2009, un 2 por ciento menos.

En concreto, en la Comunidad Valenciana lideró la pérdida de autónomos, con una caída del -2,9 por ciento, seguida de Madrid y Canarias, ambas con un descenso del 2,4 por ciento. Junto a estas Comunidades, y con un descenso superior a la media nacional, se situaron Castilla la Mancha y Murcia, ambas con una caída del 2,3 por ciento, y Cataluña (-2,1%).

Aragón se situó justo en la media nacional, con un descenso del 2 por ciento. El resto, se situaron por debajo de la media, encabezadas por Andalucía (-1,9%) y seguidas por Islas Baleares (-1,8%), Navarra (-1,7%), Cantabria y Castilla y León (-1,5%), Asturias (-1,3%), Galicia y Extremadura (-1,2%). Ceuta y Melilla (-0,6%) y País Vasco (-1,1%), fueron las comunidades en las que el descenso de autónomos fue menor.

En valores absolutos, Cataluña (-12.329), Comunidad Valenciana (-10.333), Andalucía (-9.363) y la Madrid (-8.987) fueron las comunidades que mayor pérdida de autónomos registraron. La suma de las cuatro arroja una pérdida de 41.012 autónomos, lo que supuso el 62,2% del total.

Además, las 52 provincias españolas vieron descender su número de autónomos en comparación con el cierre de 2008, siendo Alicante (-3,3%) y Castellón (-3,1%) las que registraron mayores descensos al superar la barrera del 3%.

Por debajo de esta cifra, pero por encima de la media nacional se situaron, Las Palmas (-2,7%), Toledo (-2,6%) y Valencia, Tarragona y Guadalajara, las tres con un registro del -2,5 por ciento. En el extremo opuesto se colocaron las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (-0,6%) y Salamanca (-0,9%), con decrecimientos en cuanto al número de autónomos que no alcanzaron el 1 por ciento.

LA CONSTRUCCIÓN, EL SECTOR MÁS AFECTADO.

Por sectores, la construcción fue, al igual que en 2008, el sector más afectado por la crisis, ya que vio descender un 5,9 por ciento el número de afiliados al RETA, (31.885 trabajadores menos, el 48,4% del total). El comercio, registró 8.910 autónomos menos (-1,1%), mientras que las actividades administrativas y de servicios auxiliares perdieron 5.942 autónomos (-4,2%).

La industria, por su parte, perdió 4.709 trabajadores (-1,8%); la agricultura, con 3.298 autónomos menos (-1,1%); el transporte, 2.881 autónomos menos y la hostelería, 1.890 trabajadores menos (-1,3%).

Por el contrario, durante 2008, hubo sectores que, aunque no tienen una importante tradición de autónomos, se han erigido como sectores en auge y registraron un aumento de emprendedores, como la educación (+0,6%), actividades sanitarias y servicios centrales (+0,4%) y actividades financieras y de seguros (+0,1%).