CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Economía/Empresas.- El beneficio de PPR se estanca en 2008 por la caída del consumo en la segunda mitad del año

PARÍS, 19 (EUROPA PRESS) El grupo francés de distribución y artículos de lujo PPR, propietario de Gucci y Fnac, obtuvo un beneficio neto de 924,2 millones de euros en 2008, apenas un 0,2% por debajo del resultado del año anterior, informó la compañía. La cifra de negocio de la empresa gala alcanzó los 20.201,2 millones de euros, un 5,8% más, gracias a la evolución de las ventas del grupo Gucci, que facturó un 5,5% más en 2008, contrarrestando el descenso del 4,4% de Conforama y del 1,7% de Redcats, mientras que las ventas de Fnac se mantuvieron en línea con las del ejercicio anterior. El retroceso de las ventas de Conforama, Fnac y Redcats se hizo especialmente notorio en la segunda mitad de 2008 por el recrudecimiento de la crisis financiera y económica que minó la confianza de los consumidores provocando bajadas en la facturación del 7,1%, del 3,25 y del 2,1%, respectivamente. De este modo, la multinacional gala anunció que propondrá a su junta el pago de un dividendo de 3,30 euros por título, lo que representa una reducción del 4% en la retribución de sus accionistas. El presidente y consejero delegado de PPR, François-Henri Pinault, mostró su satisfacción con los resultados cosechados por la compañía pese al deterioro de las condiciones del mercado. "Nuestro grupo ha demostrado una destacable capacidad de respuesta y adaptación a los repentinos y profundos cambios en el entorno. En 2009 continuaremos utilizando todos los medios disponibles para hacer frente a los desafíos de una economía que se mantiene incierta. Asimismo, el grupo intensificará sus medidas para fortalecer sus ventajas competitivas y líneas de negocio", afirmó. En el día de ayer, la filial de muebles de PPR, Conforama, anunció que recortará 800 empleos hasta 2010 con el objetivo de ahorrar hasta 50 millones anuales, mientras que la cadena de tiendas Fnac suprimirá 400 puestos de trabajo en Francia con el ánimo de ahorrar unos 35 millones anuales.