Economía/Empresas.- Ternera Gallega elevó un 3% su facturación en 2008, hasta 85 millones

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 (EUROPA PRESS) Las industrias y distribución integradas en la identificación geográfica protegida (IGP) Ternera Gallega facturaron 85,3 millones de euros el pasado ejercicio, lo que representa un aumento del 3% respecto a 2007. Ternera Gallega comercializó un 4,4% más de carne certificada en 2008, tras incrementarse en 707.000 kilos el volumen amparado y aproximarse a las 17.000 toneladas (16.913 toneladas). Este dato, según aseguró el presidente del consello regulador, Jesús González, "mide el crecimiento de la IGP en el mercado en 2008", dada la dificultad de "abrir mercado" para ese aumento de producción. Así lo avanzó en la presentación de los resultados de Ternera Gallega, que se caracterizó por el mantenimiento de un crecimiento en "línea moderada", del que, no obstante destacó, que sus cifras absolutas son "significativas" en el actual contexto económico. Por su parte, el conselleiro de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal, subrayó la "resistencia" de este subsector, que enmarcó en el "enorme potencial" pese a las "circunstancias adversas" de las producciones del ámbito primario gallego y, sobre todo, de las de calidad. "Tienen un plus que incrementa su penetración en el mercado", incidió para instar a las administraciones a "dinamizar" los sectores productivos, cuyo crecimiento es "sostenido" y "controlable" para mantener los "estándares de calidad" frente a los movimientos "especulativos". UN 5,7% DE EXPLOTACIONES MÁS Uno de los apartados que experimentó un "repunte significativo", como apuntó González, fue el del número de explotaciones dedicadas a la cría y producción de carne de vacuno bajo los criterios exigidos por el distintivo de calidad, que se incrementaron un 5,7 por ciento el pasado ejercicio, hasta alcanzar las 6.725. Por el contrario, el dato correspondiente a las industrias transformadoras se mantiene estable con respecto a 2007, al inscribirse sólo una empresa más. Las condiciones meteorológicas registradas en los tres últimos meses de 2008, sobre todo en la montaña lucense y ourensana, retrasaron el marcaje de las cabezas bovinas, de forma que los terneros identificados se situó en los 109.178, algo por debajo de la cifra del año anterior (110.968). Los canales de carne certificada se incrementaron en la misma proporción que la carne de Ternera Gallega comercializada el año pasado, un 4,4 por ciento más con respecto al ejercicio anterior, de modo que la cifra global se situó en las 78.209 piezas. Su peso medio se mantuvo en los 216 kilos el canal. DOS ESTABLECIMIENTOS MÁS Y PRECIOS A LA BAJA Los precios de la carne de Ternera Gallega oscilaron entre los 4,20 y 4,80 euros el kilo, cifras que supusieron un descenso de entre el 2 y 3 por ciento con respecto a 2007. Precisamente, González subrayó la dificultad de trasladar una "mejora" del importe del producto al consumidor, pese a que este factor sumado al encarecimiento de las materias primas, que calificó de "subida abusiva", introdujo cierta "inseguridad" en este subsector el año pasado. El número de establecimientos con imagen corporativa de la IGP superó en dos el registrado el año anterior hasta situarse en los 1.045, dado que un total de 42 nuevos se dieron de alta y otros 40 de baja. González atribuyó esta circunstancia a que parte de estos puntos de venta comercializan "ocasionalmente" carne de Ternera Gallega. Sin embargo destacó la labor de control y promoción del consello regulador en los establecimientos comerciales que contribuye, a su juicio, a la fidelización a la IGP. LUGO, LA PROVINCIA MÁS DESTACADA Un año más, Lugo se situó a la cabeza de Galicia en cuanto a número de productores y explotaciones ganaderas--el 78,3 por ciento--, terneros --60,8 por ciento-- y canales --54,7 por ciento--. No obstante, González hizo hincapié en el crecimiento experimentado en cría de cabezas y canales de Ourense y Pontevedra, provincias de las que apuntó que cuentan con granjas de "mayores dimensiones". La mayoría de la carne producida, el 69,8 por ciento, procedió de terneras de raza Rubia Galega, mientras que el resto era de cruce; un 56,9 por ciento se obtuvo de machos y un 43,1 por ciento de hembras y el 97,2 por ciento fue de terneras de menos de 10 meses --un 2,8 por ciento era añojo--. Con respecto a las distintas categorías, la marca Ternera Gallega Suprema registró un "fuerte aumento" del 10,5 por ciento, al representar casi el 40 por ciento --39,5 por ciento-- de la carne comercializada, la Ternera Gallega un 57,7 por ciento y el añojo el 2,8 por ciento. MERCADOS El 48 por ciento de los establecimientos que comercializaron en 2008 carne certificada por Ternera Gallega están ubicados en Galicia, mientras que otro 51 por ciento se distribuye entre Valencia, Cataluña, Zona centro --Madrid y alrededores--, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Un 1,2 por ciento --12 puntos de venta-- se reparten entre Portugal y Andorra. A este respecto, González situó entre los objetivos de este año el intento de ampliar los mercados de Ternera Gallega en nuevas capitales provinciales, entre las que citó Zaragoza, Sevilla, Málaga o Palma de Mallorca, donde ya está presente el sello de calidad, aunque con pocos puntos de venta. Asimismo recordó la apuesta de este distintivo por la "transparencia" y la promoción de la carne "suficientemente etiquetada" y "en condiciones de trazabilidad", una actuación avalada por las 19.661 inspecciones, 5.410 análisis y 1.379 pruebas de ADN. También incidió en que Ternera Gallega aporta un valor añadido superior a los 20 millones de euros al subsector cárnico de la comunidad.