El billete de autobús interurbano subirá un 6,07% en 2013

Para compensar a las empresas concesionarias por la subida del carburante desde 2009

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El precio del billete de autobús interurbano registrará una subida extraordinaria del 6,07% el próximo año, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

Se trata de un incremento que el Gobierno ha autorizado realizar a las empresas concesionarias de servicios de transporte público de viajeros en autobús para compensarlas por el encarecimiento del combustible.

En concreto, el aumento del precio de los billetes busca paliar la subida del 31,53% que el combustible acumula desde 2009, según detallaron dichas fuentes.

La subida del 6,07% se aplicará en el centenar de líneas de autobús regular que Fomento tienen en concesión, salvo en ocho de ellas, aquellas que se renovaron en el año 2010, en las que el incremento será inferior.

Los aumentos están pendientes de su ratificación definitiva por parte de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, y de su posterior publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La actualización extraordinaria del precio de autobús de línea duplica al IPC (2,9% interanual a cierre del pasado mes de noviembre) y se suma a la actualización ordinaria anual del 1% que se aplicó al billete el pasado mes de abril.

El sector del transporte interurbano de viajeros cuenta con una fórmula de revisión anual y automática de precios, pactada con la Administración en 2000, por la que actualizan sus tarifas cada 1 de abril.

Esta fórmula contempla la posibilidad, utilizada ya en varias ocasiones, de adelantar subidas a cuenta de la que corresponda realizar en abril si se dan circunstancias excepcionales.

No obstante, el sector venía demandando desde hacía más de un año poder aplicar una subida extraordinaria ante la "desorbitada" subida que venía registrando el combustible, principal gasto en la estructura de costes del sector.

El sobrecoste del carburante se suma además al descenso del número de viajeros consecuencia de la menor demanda de movilidad que se registra en los últimos años por la crisis.

En 2011 el billete de autobús se encareció un 4%, al sumar una subida adelantada a cuenta del 2,2% a la que correspondió practicar en el mes de abril.