El Gobierno sigue descartando la deflación a pesar de que los precios ya estén en negativo

Aventura más cifras negativas en los próximos meses, pero confía en que cesen en la última parte del año

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, descartó hoy una vez más la posibilidad de que la economía española entre en un periodo de deflación (caída persistente y generalizada de los precios), a pesar de que el IPC haya registrado por primera vez valores negativos en el mes de marzo.

"Este no es un panorama que contemplamos", indicó Vegara en una rueda de prensa para valorar el dato de marzo (-0,1% en tasa interanual) donde, sin embargo, si aventuró más tasas negativas de precios durante los próximos meses.

Preguntado por la posibilidad de que alguna CC.AA. sí entre en deflación, Vegara dijo que no cabe esperar este fenómeno, aunque recordó que el Gobierno no valora los datos de los diferentes territorios y que la dispersión entre ellos no es muy elevada.

Según Vegara, si el crudo se mantiene en un rango similar al actual, cabe esperar que la tendencia general a la desaceleración en los precios se mantenga en el futuro debido, sobre todo, al efecto base que provocan los precios del petróleo registrados a lo largo de los meses de 2008.

En este sentido, explicó que los componentes energéticos de los precios seguirán cayendo a tasas similares a las registradas en marzo, lo que arrastrará al IPC a cifras negativas que se irán abandonando en la última parte del año.

Según Vegara, las caídas de precios de los componentes energéticos son las que explican principalmente el nuevo descenso de precios en marzo, aunque afirmó que en esta ocasión también han influido notablemente los precios de los alimentos y de alguna otra rúbrica como los servicios.

De esta forma, la tasa de inflación subyacente, aquella que no incluye los componentes más volátiles del IPC (los productos energéticos y los alimentos no elaborados), se situó en marzo en el 1,3%, tres décimas inferior a la tasa de febrero.

El secretario de Estado explicó que la caída de la subyacente demuestra que los componentes más estables del IPC también se mantienen en la senda de desaceleración que iniciaron el pasado verano, y aventuró nuevos descensos de la tasa en el futuro, aunque rechazó las previsiones que apuntan a valores negativos en los próximos meses.

Vegara reconoció que la inflación subyacente mantendrá la tendencia a la deceleración que inició el pasado verano, aunque confió en que las cifras "den una vuelta" a medida que vaya desapareciendo el efecto base del repunte de las materias primas experimentado en 2008.

LA MODERACIÓN EN SERVICIOS, UNA BUENA NOTICIA.

Por otro lado, Vegara consideró una "buena noticia" la moderación de los precios en un sector que ha mantenido "de forma persistente" un importante diferencial con Europa que mermaba la competitividad de la economía española.

Aseguró que la moderación se ha producido, en parte, por un efecto estacional provocado por la Semana Santa, aunque también ha estado motivado por la menor presión de la demanda interna provocada por la actual situación económica. "Es una buena noticia porque el mercado está respondiendo, pero aún quedan muchas cosas por hacer", indicó.

En este sentido, se refirió a la transposición de la directiva de servicios, que según avanzó, será discutida en las próximas semanas por los grupos políticos en el Parlamento, ya que el Gobierno lleva el trabajo "muy adelantado".