Funcas cree que la economía cántabra puede contraerse este año entre un 2,5 y un 2,8%

Pablo Alcaide dice que Cantabria tiene mayor seguridad que otras regiones por el mayor porcentaje de pensiones, un "sector seguro" SANTANDER, 26 (EUROPA PRESS) El responsable del Departamento de Estadística Regional de Funcas (la Fundación de las Cajas de Ahorro), Pablo Alcaide, cree que la economía cántabra podría contraerse este año entre un 2,5 y un 2,8 por ciento, más o menos un punto por encima de las previsiones que se hacían hace sólo unos meses, pero pese a todo con un comportamiento mejor que el del resto del país. No obstante, no son datos definitivos porque todavía no se ha cerrado el nuevo informe de previsiones de la fundación para las distintas comunidades autónomas y se trata sólo de una aproximación de lo que podría ocurrir con los datos que se conocen hasta ahora. El último dato de Funcas para Cantabria (el publicado en diciembre del pasado año) apuntaba que la economía de la región caería en 2009 más que en el conjunto del país, para el cual se hacía una previsión del -1,5%. Sin embargo, ahora las impresiones apuntan que la región podría comportarse mejor que el resto de España. Así, las nuevas previsiones de Funcas para el país (ya publicadas) sitúan la evolución del PIB para 2009 en tasas negativas del -3%, mientras en Cantabria (pendiente de la estimación definitiva y su publicación) podría ser de entre el -2,5% y -2,8%. Esto es así, según Alcaide, debido a los cambios en las previsiones que se hacen para algunos sectores económicos para 2009 y a la diferente incidencia que eso tendrá en la economía española y en la regional en función del peso relativo de esos sectores en la estructura productiva de cada una de ellas. En concreto, los datos que se manejan ahora indican que la evolución de la construcción y la industria va a ser "mucho peor" de lo que se esperaba en el mes de diciembre porque "van a duplicar sus tasas negativas" y, en cambio, los servicios se están comportando mejor de lo previsto. Otra de las ventajas que puede tener Cantabria, en su opinión, es que en la región el porcentaje de mayores de 65 años es más elevado que en otros lugares y con ello las pensiones, lo cual le permite a la región tener "un fondo, un suelo último de seguridad" mejor que en otras comunidades. Y es que, a su juicio, "hoy por hoy" las pensiones "son un sector seguro", algo por lo que no "tocaría madera" en cambio si España no estuviera en el euro. EVOLUCIÓN CÁNTABRA EN 2008 Alcaide hizo estas afirmaciones en una rueda de prensa en la que presentó el último número de los 'Cuadernos de información económica' de Funcas acompañado del consejero de Economía y Hacienda del Gobierno cántabro, Ángel Agudo, y del presidente y el director general de Caja Cantabria, Enrique Ambrosio Orizaola y Javier Eraso, respectivamente. En general, según explicó Alcaide, el análisis de la economía española del pasado año "dista mucho" de los de ejercicios anteriores porque, aunque se cerró el año con crecimiento, marcó un cambio de tendencia "muy importante". Además, la evolución de los últimos meses ha sido "francamente mala" y esto ha llevado a Funcas a "duplicar" la caída estimada para España en 2009, que cifra ahora en el -3%. En el caso cántabro, el comportamiento de la economía en 2008 fue algo mejor, pero "muy poquito" mejor, al cerrarse el ejercicio con un incremento del 1,20% del PIB en la región, frente a una media del 1,15 por ciento en el conjunto nacional. También fue mejor el comportamiento del mercado laboral, que en Cantabria registró una tasa de paro del 7,2% y en España alcanzó el 11,34%. En cambio, la productividad creció en la región por debajo de la media (un 1,5% en la región y un 1,75% en el país). Por sectores económicos, Cantabria tuvo peores comportamientos que la media en el sector primario y los servicios, pero en cambio el "batacazo" sufrido por la industria y la construcción se ha notado menos en la región. COMUNIDAD SOBRESALIENTE El consejero de Economía y Hacienda destacó que los datos del informes de Funcas coinciden en "grandes líneas" con los reflejados esta misma semana por la Contabilidad Regional publicada por el Instituto Nacional de Estadística y, además, sitúan a la región en lo que Funcas denomina el cuadrante 'sobresaliente' de las comunidades españolas. Resaltó igualmente la evolución de los indicadores de convergencia con España y con la UE, así como la importancia del sector público en la coyuntura actual. En este sentido, recordó a quienes propugnan la austeridad en el gasto público que "eso es ir en contra de lo que necesita la economía en este momento", porque ante la dificultad de hacer grandes inversiones desde el ámbito privado hay que promover una inversión pública "eficiente". Por último, incidió una vez más en la necesidad de un proceso profundo de modernización de los servicios de mercado en la región, con la incorporación de más investigación y tecnología, y señaló las posibilidades que se abren en el sector energético como "elemento motor" de un "cambio sustancial" en la región. "Estamos en una época complicada, queda todavía una gran trecho para ver la salida final, pero tenemos que estar preparados" para que, cuando se salga, la economía cántabra tenga unos pilares "más sólidos, más seguros y más solventes", concluyó.