Funcas prevé que superada la crisis habrá una "meseta" de crecimientos bajos que se puede prolongar "años"

Apuesta por un aumento del déficit y alerta del "desastre" que podría ocurrir si el sector público "no da la talla" SANTANDER, 26 (EUROPA PRESS) La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) cree que si se consiguen mantener los niveles de pérdida de empleo en el 5,2 por ciento --como fijan sus previsiones para este año--, para final de 2010 podría llegar el "tope del descenso" de la economía española al que, en todo caso, seguirá después una "meseta" con crecimientos bajos que se puede prolongar "años". De hecho, el responsable del Departamento de Estadística Regional de Funcas, Pablo Alcaide, considera "poco menos que impensable" que pueda haber "tirones" de determinados sectores que permitan restablecer los crecimientos económicos de años anteriores y pronostica por ello una esa "meseta de crecimientos bajos", cuya duración dependerá de lo que ocurra en los próximos tres o cuatro trimestres. De todas maneras, Alcaide recordó que siempre se ha comentado que con un crecimiento en torno al 1,2 por ciento la economía española se sitúa en un punto en el que no se pierde empleo y se puede crear "algo". El responsable de estadísticas regionales de Funcas hizo estas declaraciones coincidiendo con la presentación en Santander del último número de los 'Cuadernos de información económica' de la fundación, donde aseveró que "lo peor" de la crisis, "si no ha llegado, llegará en los próximos trimestres". También subrayó las ventajas de estar en la Unión Europea y el euro, porque aunque eso impida recurrir al uso del tipo de cambio, lo cierto es que si España no estuviera "bajo el paraguas" de la UE y de la moneda común, la crisis actual sería comparable a la del 29. Para Alcaide, "la clave fundamental del futuro inmediato" de la economía, tanto en España como en Cantabria, es la evolución del empleo en términos de puestos de trabajo, no de tasa de paro o de población activa, sino del número de empleos que se pierdan, en especial en el sector servicios, que es el que "va a determinar la profundidad de la crisis en 2009 y en el futuro". INVERSIÓN PÚBLICA Y AHORRO Junto a ello, opinó que otra de las "claves de futuro" es la inversión, sobre todo la pública, ya que la privada "no parece que vaya a ser" la que pueda "tirar" de la demanda interna. Por ello, apeló al papel que deben jugar las administraciones en sus tres niveles (estatal, autonómicas y locales) para mantener la economía y alertó del "desastre que podría ocurrir si el sector público no da la talla en este momento". En este sentido, recalcó que aunque "no esté bien visto" el incremento del déficit público, en momentos como el actual Funcas aboga por un "aumento importante" de ese déficit --aunque no "de forma indefinida"-- para fomentar la inversión pública y mantener el empleo. A su juicio, la política de equilibrio de las cuentas públicas a largo plazo tiene que mantenerse, pero en este momento y con la "profundidad" de la crisis todavía por determinar, "la actividad del sector público debe ser importante". Para Alcaide, lo que no debe "tirar" de la economía en estos momentos es el "consumo privado" y, de hecho, se mostró partidario del ahorro porque la inversión se sustenta en el ahorro y el saldo exterior. En este sentido, defendió que el consumo privado "debe contenerse" y las familias deben tender al ahorro después de años de acceso al crédito con facilidad y de un ritmo de vida "muy alegre, muy alegre, muy alegre" que "difícilmente va a volver".