La Cámara de la Propiedad Urbana de León interpone un recurso ante el TSJCyL por la modificación de tasas municipales

LEÓN, 24 (EUROPA PRESS)

La Cámara de la Propiedad Urbana de León ha interpuesto un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) contra la modificación de las ordenanzas fiscales reguladoras de las tasas por prestación de servicios aprobada por el Ayuntamiento de León en pleno que establece un incremento generalizado de las tasas municipales en un 4,5 por ciento para 2009.

"La corporación municipal ha optado por una fórmula generalista que no está expresamente autorizada por la legislación vigente, dando el mismo tratamiento a todas las tasas independientemente de la naturaleza del servicio cuyo coste deben cubrir", según informó la Cámara de Propiedad Urbana de León en una nota recogida por Europa Press.

Por este motivo, opinó que este hecho supone un "sistema irregular" que podría desembocar en la "nulidad de pleno derecho" de la modificación pretendida. "El aumento de las tasas se ha realizado considerando un IPC previsible del 4,5 por ciento, muy por encima del IPC publicado a final del año 2008, un 1,4 por ciento y de ninguna manera queda justificado que el aumento de coste de cada una de las tasas concretas se pueda cifrar en ese incremento", puntualizó.

En este sentido, agregó que el IPC del 4,5 por ciento, correspondiente al pasado mes de septiembre, fue uno de los más altos de 2008, un hecho que hace "más injustificable e inoportuna" la medida adoptada por el Ayuntamiento de León.

Igualmente, precisó que el IPC nacional de noviembre de 2008, del 2,4 por ciento (del 2,1 por ciento en la provincia de León), ha servido para compensar a los pensionistas por la pérdida de poder adquisitivo y en diciembre la caída del IPC hasta el 1,4 por ciento es referencia para las subidas salariales del presente año, que serán las más bajas de los 20 últimos ejercicios.

Además, afirmó que mientras el Gobierno central solicita a los agentes sociales que moderen sus reivindicaciones en la negociación de los convenios salariales, la administración local se "permite el lujo" de realizar una subida de tasas generalizada con la aplicación de un IPC muy por encima del que era "razonablemente previsible y del real" que cerró 2008.

"Y es aún más inaceptable el aumento realizado dada la evolución del IPC en lo que va de año, por debajo del uno por ciento en enero y febrero y llegando en marzo, por primera vez desde 1961, a un valor negativo, con la previsión de tasas negativas al menos hasta octubre de este año, rozando la temida deflación", concluyó.