La contribución de la demanda regional al aumento del PIB andaluz es negativa por primera desde mediados de los años 90

Analistas Económicos de Andalucía apuntan que "no puede descartarse un descenso del 2,3 por ciento en el crédito para finales de 2009"

SEVILLA, 10 (EUROPA PRESS)

La contribución de la demanda regional al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en Andalucía ha sido negativa por primera vez desde mediados de los años 90, en concreto de -0,4 puntos en 2008 según las 'Previsiones Económicas de Andalucía' elaboradas por la sociedad de estudios Analistas Económicos de Andalucía, perteneciente al grupo Unicaja.

Según dicho estudio, consultado por Europa Press, en el último trimestre del año se ha mostrado un "acusado descenso", debido tanto a la disminución del consumo de los hogares, que representa alrededor del 60 por ciento del PIB andaluz y el 50 por ciento de la demanda regional, como de la inversión, que ha llegado a mostrar un descenso superior al diez por ciento en el cuarto trimestre.

El informe precisó que en ambos casos se ha observado una trayectoria algo más desfavorable que la registrada en el conjunto del país, donde la aportación de la demanda interna al crecimiento del PIB no ha llegado a ser negativa, con 0,1 puntos de promedio del año.

Para Analistas, "el elevado endeudamiento de las familias, el fuerte repunte del paro y la incertidumbre ante las negativas expectativas económicas han provocado una fuerte caída del consumo privado, como reflejan las ventas al por menor, la matriculación de turismos o los créditos al sector privado".

Agregó que los indicadores relacionados con la inversión "no muestran una mejor trayectoria, como es el caso de la producción industrial de bienes de equipo o el descenso en la utilización prevista de la capacidad productiva".

El informe apuntó la moderación en el crecimiento de los créditos al sector privado "que responde tanto a una menor demanda como consecuencia de la actual coyuntura como a un endurecimiento de las condiciones de acceso a la financiación", sobre lo que el estudio indicó que el crecimiento registrado entre julio y septiembre de 2008 "ha sido el más bajo desde mediados de 1996".

Alertó de que "no puede descartarse un descenso del crédito para finales de 2009, del -2,3 por ciento de variación respecto al cuarto trimestre de 2008", un descenso que "sería el primero de la serie histórica, aunque el volumen de créditos sería muy similar al de 2007, dado el fuerte crecimiento registrado en los últimos años".

Por último, consideró previsible que la actividad del sector del automóvil mantenga la tendencia decreciente de los últimos meses, de forma que para el conjunto del año se prevé una caída en la matriculación de turismos en torno al 40 por ciento "hasta un nivel cercano al de 1993".