La economía andaluza crece el 1% en 2008, inferior al aumento de 3,6% del año anterior y al incremento nacional del 1,2%

Los primeros meses de 2009 reflejan la tendencia de reducción de la actividad productiva y continúa el aumento del número de parados

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

La economía andaluza registró un crecimiento real del Producto Interior Bruto (PIB) del uno por ciento en 2008, inferior al del ejercicio anterior (3,6 por ciento) y a la media nacional (1,2 por ciento), aunque tres décimas más elevado que el de la Zona Euro (0,7 por ciento), según los datos extraídos del número 74 de la Revista de Coyuntura Económica de Andalucía, que elabora la Secretaría General de Economía de la Consejería de Economía y Hacienda.

Según indicó la Consejería en una nota, el crecimiento de la economía andaluza en 2008 se sustenta, desde el punto de vista de la oferta productiva, básicamente en los servicios, que junto a un moderado avance en el primario, compensa los descensos en industria y construcción. De esta forma, desde el punto de vista de la demanda, los componentes externos contribuyen con 1,4 puntos al crecimiento, mientras que la demanda interna "muestra, por primera vez desde que se tiene información (1996), una aportación negativa, con caídas del consumo de los hogares y, sobre todo, de la inversión".

Estos resultados de la oferta productiva y la demanda se trasladaron al mercado laboral, donde se rompe el proceso de creación de empleo que se venía registrando de manera ininterrumpida desde finales de 1994, con una reducción de la población ocupada del 2,2 por ciento.

Junto a ello, se ha intensificado la incorporación de activos (3,9 por ciento), lo que ha determinado que la tasa de paro se sitúe en el 17,8 por ciento, por término medio en el año, la más elevada desde 2003.

Además, el año 2008 finalizó con un incremento interanual del IPC del 1,3 por ciento en diciembre, casi tres puntos inferior al resultado con el que se cerró 2007 (4,2 por ciento), una décima menor a la media nacional (1,4 por ciento), y, por primera vez desde la configuración de la Unión Económica y Monetaria (1999), más moderado que en la Zona Euro (1,6%),

CAÍDA EN EL CUARTO TRIMESTRE

Respecto al análisis en los resultados del cuarto trimestre, la economía andaluza registró una caída real del PIB del uno por ciento interanual, en un contexto de descenso también nacional (-0,7 por ciento), y, de manera más intensa, en la Eurozona (-1,3 por ciento).

Desde el punto de vista de la oferta productiva, todos los sectores mostraron un balance negativo, a excepción de los servicios, único que presenta resultados positivos, tanto en términos de generación de valor añadido como de empleo. En demanda, los componentes internos tuvieron una aportación negativa de 4,2 puntos, con caídas del consumo y de la inversión, mientras la vertiente externa ha elevado su contribución positiva hasta 3,2 puntos, la más alta desde que se tiene información (1996).

En el mercado laboral, se profundizó en la trayectoria de reducción del empleo (-5,2 por ciento interanual), "afectando de manera relativamente más intensa a los hombres, a la población extranjera, al sector de la construcción, y a los asalariados con contrato temporal". La Junta agregó que se sigue creando empleo por cuenta propia, en el sector servicios, en la población con estudios universitarios, y en el sector público.

Junto a ello, se aceleró el ritmo de incorporación de activos (4,3 por ciento interanual), situándose la tasa de actividad en el máximo histórico del 58,4 por ciento en el cuarto trimestre, 1,6 puntos superior a la registrada en el mismo período del año anterior, y reduciéndose el diferencial con la tasa de actividad nacional (60,1 por ciento) a 1,7 puntos, el menor de los últimos ocho años.

TENDENCIA EN 2009

Por último, la Junta indicó que la limitada información que se conoce de evolución de la economía andaluza en 2009, básicamente referida a los tres primeros meses del año, "refleja el mantenimiento de la trayectoria de reducción de la actividad productiva, que se traslada al mercado laboral, donde continúa el proceso de aumento del número de parados".

En cuanto a los precios, se acentúa el perfil de contención, fundamentalmente de los más volátiles (alimentos y energía), en sintonía con la evolución de los precios de las materias primas en los mercados internacionales.

Más concretamente, desde el punto de vista de la oferta productiva, en los servicios, el indicador de actividad que elabora el Instituto Nacional de Estadística muestra un descenso de la cifra de negocios del 17,4 por ciento interanual en enero, similar a la registrada a nivel nacional (-17,6 por ciento).

Por subsectores, en el turismo, el balance de los dos primeros meses del año es de una reducción del número de viajeros alojados en hoteles del 15,7 por ciento interanual (-14,1 por ciento en España), "en gran medida determinado por el descenso del turismo procedente del extranjero". En el comercio, las ventas minoristas se reducen, entre enero y febrero, un 8,5 por ciento interanual, no obstante menos que a nivel nacional (-9,7 por ciento).

En la industria, por su parte, la Encuesta de Opiniones Empresariales del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, apunta para el primer trimestre de 2009 una reducción del grado de utilización de la capacidad productiva instalada en el sector, que se sitúa en el 66,5 por ciento, más de diez puntos inferior a su nivel en igual período del ejercicio precedente, y el más bajo desde 1995.

Mientras, en el sector de la construcción, continúa creciendo la inversión pública, con un aumento de la licitación oficial en Andalucía entre los meses de enero y febrero del 17,1 por ciento interanual, tanto en obra civil, como edificación, y centrada en la aprobada por la administración local.

MERCADO LABORAL Y PRECIOS EN 2009

En el mercado laboral, continúa el proceso de aumento del número de parados, que en marzo supera en un 48 por ciento el nivel del mismo mes del año anterior, crecimiento que en cualquier caso es casi nueve puntos inferior a la media nacional (56,7 por ciento), en un contexto "en el que se observa, por primera vez en los últimos 11 meses, un aumento del número de afiliados a la Seguridad Social, que supera, por término medio en marzo, en 10.514 personas el nivel del mes anterior, no obstante con un descenso del 6,8 por ciento interanual (-6,5 por ciento en España)".

Finalmente, y en el ámbito de los precios, los últimos datos disponibles, referidos al mes de febrero, sitúan la tasa de inflación en el 0,4 por ciento interanual en Andalucía, inferior en tres décimas a la media nacional (0,7 por ciento), su nivel más bajo desde que se tiene información (1979), y por debajo de la Zona Euro (1,2 por ciento), por tercer mes consecutivo.

Con todo, la inflación subyacente, que no considera los precios más volátiles (alimentos no elaborados y energía) sigue mostrando, por cuarto mes consecutivo, una subida superior a la del IPC global, cifrándose en el 1,3 por ciento interanual, casi un punto por encima de la inflación general.