La economía asturiana acentúa su "línea de declive" sin perspectivas para un cambio de tendencia, según Sadei

OVIEDO, 1 (EUROPA PRESS) El informe de coyuntura correspondiente al mes de febrero de la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei) confirma el empeoramiento de la economía asturiana que "acentúa su línea de declive" como demuestran sus principales indicadores coyunturales que "son contundentes al respecto". Según recoge el informe, no se puede precisar el momento para un cambio de tendencia. Dentro del mercado de trabajo, el empleo "se contrae de forma significativa" y el paro registrado se incrementa "con más fuerza". En el informe se mencionan los matices particulares del mercado laboral asturiano y se tiene en cuenta el hecho de que el comportamiento de estos meses haya sido "menos desfavorable" que la media nacional algo que Sadei atribuye al "mayor peso que tiene la industria regional consolidada en la estructura productiva de la región complementado por la menor participación de la edificación residencial en el Producto Interior Bruto del Principado". Por el lado de la oferta, los servicios acusan, según Sadei, el "progresivo deterioro" de la actividad --el número de pernoctaciones en establecimientos hoteleros se redujo un 24,7%--; la construcción prosigue su trayectoria de "severo ajuste, centrado en el segmento de la vivienda" y el Indice de Producción Industria (IPIA) pudo disminuir un 16,7 por ciento. Para las actividades primarias, según Sadei, el punto de referencia para la agricultura continua siendo las bajas cotizaciones de los productos ganaderos, lo que puede repercutir en un descenso de las producción pecuarias --el volumen de leche de vaca comercializada decayó un 12,7%-; y el subsector pesquero presenta unos "malos resultados económicos, pese al excelente comportamiento de la faceta extractiva ya que el peso de la pesca rulada en las lonjas de Avilés y Gijón subió un 92%". En cuanto al gasto, la demanda interna sigue "contrayéndose con fuerza" al igual que los flujos comerciales con el extranjero. Como ejemplo, Sadei menciona la caída de un 25,7 por ciento en la matriculación de vehículos. En lo que se refiere a inversión, Sadei pone el acento en la "desfavorable" marcha del segmento de la construcción cuyo parámetro más significativo es el descenso del número de viviendas iniciadas en el último trimestre de 2008 (-8,5% interanual).