La economía cántabra creció un 1,3% en en 2008, una décima por encima de la media española, según el INE

Agudo dice que la realidad "destroza los discursos" de la oposición, y rechaza "la desesperación" porque con ella "no se llega a nada" SANTANDER, 24 (EUROPA PRESS) La economía cántabra creció en 2008 un 1,3 por ciento en términos reales, una décima por encima de España (+1,2%) pero algo por debajo de las previsiones que realizaba hace unos meses el Gobierno regional, que esperaba cerrar el ejercicio con un crecimiento cercano al 1,4%. El dato oficial de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) a lo largo del pasado año, que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE), refleja que Cantabria creció también por encima de la media de la Unión Europea, que fue del 0,9 por ciento, y se situó en la "zona media" de la tabla entre las comunidades españolas. El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno cántabro, Ángel Agudo, explicó en rueda de prensa que el "crecimiento diferencial" de la región se explica principalmente por el comportamiento de la industria, que crece en Cantabria mientras baja en España, pero también por la construcción, que registra en la región una caída menos intensa que en el conjunto nacional. Además, destacó que es un crecimiento idéntico al de Estados Unidos y por encima del registrado en países como Francia (+0,7%), Reino Unido (+0,7%), Alemania (+0,1%), Japón (-0,7%) o Italia (-0,9%). Comparado con otras comunidades españolas, Cantabria creció en 2008 en los niveles de Canarias (1,3%), Asturias (1,2%) y Aragón (1,1%), pero por detrás de País Vasco (2,1%), Navarra (1,9%), Extremadura, Galicia y Baleares (todas ellas con un 1,8%), Madrid (1,6%) y Murcia y La Rioja (1,5%). SECTORES Por sectores, la industria cántabra creció en 2008 en Cantabria un 0,9%, frente a un descenso del 2,7% en España; mientras la construcción, por su parte, registró en la región un retroceso del 2,1% y en España del 3,3%. En el caso de los servicios de no mercado (el sector público), Agudo destacó que la evolución ha sido "muy positiva", con un crecimiento del 4,8%, tanto en Cantabria como en el país, lo cual, a su juicio, los convierte en un "sostén importante de la economía". De hecho, aseguró que si la evolución no hubiera sido así de positiva en este sector, la crisis "sería mucho más intensa". El único sector en el que la región tuvo un comportamiento "menos favorable" que la media fue el de servicios de mercado, ya que aunque creció un 2,8%, lo hizo por debajo del crecimiento español, que fue del 3,1%. Analizando la evolución de los últimos años, se observa, según Agudo, cómo la industria desde 2005 ha tenido un comportamiento "claramente mejor y superior que la media" y ahora sufre en menor medida la contención. Y en el caso de la construcción, aunque cae en Cantabria y España desde 2007, en la región esa caída es "un poco menor". En el periodo 2000-2008 la economía cántabra en su conjunto creció una media anual del 3,21 por ciento, también por encima de la media nacional, que fue del 3,13%, situándose así como la sexta autonomía con mayor incremento. PIB PER CÁPITA Atendiendo a la evolución del PIB nominal por habitante, se situó el pasado año en la región en 24.508 euros, por encima de la media nacional (24.020 euros) y entre las ocho comunidades autónomas con un PIB por habitante por encima de la media de España. Se trata, según el consejero, de la primera vez en el periodo 2000-2008 en que el PIB per cápita en la región se sitúa por encima de la media. Respecto a 2007 el crecimiento del PIB nominal por habitante fue del 4,5%, uno de los más altos de España, por detrás del de País Vasco (+5,5%) y en el mismo nivel que los registrados en Asturias, Extremadura y Galicia. Para Agudo, lo más significativo de este dato es que cumple uno de los objetivos del Plan de Gobernanza, el de superar la media de PIB per cápita española; y contribuye a acercarse a otro de sus objetivos, la convergencia con la media de la Europa más avanzada, con la UE de 15. ESTRUCTURA PRODUCTIVA Otro dato relevante de la Contabilidad Regional de España publicada por el INE es la evolución de la estructura productiva, según comentó el consejero, ya que constata que la industria representó en 2008 el 18,3% del Producto Interior Bruto regional, superando por primera vez en el periodo el dato del año 2000, cuando su peso era del 18,1%. Además, el peso de la industria en la región es ahora cinco puntos superior a la media española (13,3%). Agudo contrapuso estos datos con las críticas del presidente del PP cántabro, Ignacio Diego, a la política industrial en la región. "A veces el problema que tiene la gente es que la realidad le destroza los discursos", recalcó el consejero, quien insistió en que la industria es "el elemento central" y el que ha "protagonizado el crecimiento diferencial positivo" de la Comunidad. Por lo que respecta a la construcción, pierde peso desde 2007 y eso, según el consejero, permite tener una economía "más equilibrada" y con "mayor seguridad". Esa pérdida de peso de la construcción en España se está reconduciendo principalmente hacia el sector servicios, pero en Cantabria se está dirigiendo más al sector industrial. Y en el sector servicios se observa un "diferencial muy grande" entre Cantabria y España (es bastante mayor su peso en el país que en la región), lo cual, en opinión de Agudo, debe mover a la reflexión sobre la necesidad de más tecnología, más formación y más visión empresarial, para aportar más valor añadido, más productividad y servicios más avanzados. De ahí que el Gobierno regional esté intentando incentivar la incorporación de tecnología, la formación y el I+D+i un ámbito este último al que Cantabria se incorporó con "enorme retraso", explicó. En este sentido, subrayó la apuesta del actual Ejecutivo por el I+D+i, que ha permitido duplicar la inversión pública y privada --pasando del 0,43% en el año 2003 al 0,9% en 2007-- y que requiere de una política "de largo aliento" en el tiempo y en su financiación porque con ello la región se "juega buena parte" de su crecimiento. CONFIANZA FRENTE A DESESPERACIÓN En cuanto a las previsiones de crecimiento para este año, la Consejería de Economía mantiene su estimación de un descenso del 0,8% del PIB, aunque Agudo recalcó que las estimaciones cambian de día en día y puso el ejemplo del Fondo Monetario Internacional, que hace unos meses preveía un crecimiento de la economía mundial del 0,5% y ahora estima que se sufrirá un retroceso de entre el 0,5 y el 0,1%, un dato que es aún peor en el caso del Banco Mundial, que prevé una caída del 1,5% al 2% este año. El consejero reconoció que la realidad es "dura y complicada" pero, pese a ello, criticó "cuán alejado está el discurso" del PP cántabro de esta realidad, en la que lo que se necesita es "confianza", no "desesperación". Según Agudo, las cosas no están "como para echar leña al fuego", porque "con la desesperación no se llega a nada" y, en cambio, con la confianza será como se saldrá de la crisis. El responsable de Economía ve incluso algunos elementos para la esperanza. Por ejemplo, espera que la próxima cumbre del G-20 se traduzca en nuevas regulaciones y supervisiones que permitan recuperar la confianza en el sector financiero; destaca la contención de los tipos de interés y de la inflación; y asegura que los planes puestos en marcha por los gobiernos están empezando a dar frutos. Asimismo, afirmó que las líneas de crédito del ICO empiezan a "despegar" y resaltó también la labor que está realizando el Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF), que es un instrumento "perfectamente válido" para el "momento oportuno". "Si no lo tuviéramos, estaría complicado intervenir en la economía, en las finanzas y buscar créditos", concluyó.