La economía española se contraerá un 2,7% en 2009 y un 0,2% en 2010, según un estudio

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

la economía española se contraerá un 2,7% en el presente ejercicio y un 0,2% durante el próximo año, por lo que habrá que esperar a 2011 para iniciar un despegue suave que no se afianzará hasta años posteriores, según se desprende de un estudio elaborado por el Instituto LR Klein de la Universidad Autónoma de Madrid.

En concreto, el estudio estima que el consumo en los hogares españoles podría haber disminuido un 2,8% en el primer trimestre del año y adelanta que caerá un 3,2% en el segundo. Por su parte, la inversión en vivienda habría caído un 22% entre enero y marzo, caída que se mantendrá durante los próximos tres meses.

Por otro lado, el estudio revela que la abrupta caída en el empleo está retrasando las posibilidades de recuperar el consumo, mientras que el gasto público discrecional se sigue restringiendo. Además, la inversión privada se retrae ante la postergación de las expectativas y la demanda exterior no comenzará a recuperarse en la UE hasta finales de año.

De esta forma, no se puede contemplar un cambio rápido y radical en las bases del crecimiento español, aunque sí un escenario de crecimiento basado en aumentos del empleo más cualificado y menos dependiente de sectores intensivos en mano de obra. Para ello, considera imprescindible una reestructuración de la industria y un ajuste de la demanda y la oferta en construcción.

Ante este panorama, asegura que el pago de las prestaciones por desempleo y la reducción de los ingresos por parte de la Administración Central pondrán en graves aprietos a las cuentas públicas, que superarán con creces los límites de los planes de convergencia europeos, siendo previsibles las sanciones comunitarias.

El estudio analiza las diferentes estimaciones realizadas por otros organismos, y recuerda que hace tres meses la previsión de consenso estimaba una caída del PIB en 2009 de un -0,7%, mientras que, con la información actual, la media de las previsiones apunta un -2,1%, ya que la caída del PIB oscila entre el 1,3% y el 3,3%.

Además, se refiere también al cambio significativo en las previsiones para el 2010, ya que los analistas comienzan a extender el periodo de recesión al próximo año, incrementando notablemente la incertidumbre sobre el comienzo de la recuperación económica.

En cuanto a los precios, el estudio asegura que la inflación se ha visto también "fuertemente influida" por el brusco deterioro de la demanda, ya que la subyacente (la que no incluye los precios energéticos ni de los alimentos no elaborados) también ha registrado un claro descenso desde septiembre.

¿DEFLACIÓN?

En este escenario de clara moderación de precios, el estudio asegura que las previsiones de inflación para la media del año se sitúan en el 0,6%, pudiendo oscilar entre el 1,8% y el -0,5%, si bien, hasta la fecha, sólo uno de los panelistas apuesta por la deflación durante 2009.

En cualquier caso, en el escenario actual, los panelistas apuestan por un repunte de la tasa de inflación en 2010 hasta tasas cercanas al 2%, de acuerdo con los previsibles efectos derivados de la fuerte expansión del gasto público, así como de la oferta monetaria.