Los ayuntamientos de CyL cerraron 2008 con una deuda bancaria de más de 912 millones, 356,6 por habitante

MADRID/VALLADOLID, 1 (EUROPA PRESS) Los ayuntamientos de Castilla y León cerraron el año 2008 con una deuda bancaria de 912,01 millones de euros, lo que supone una media de 356,6 euros por habitante, según informó hoy el Ministerio de Economía y Hacienda en la primera publicación de datos sobre deuda viva de las entidades locales, de la que se extrae que en el cómputo nacional los consistorios finalizaron el año 2008 con una deuda bancaria de 26.128 millones, una media de 566 euros por habitante. En concreto, la provincia de la Comunidad en la que los ayuntamientos tienen mayor deuda viva es León con 185 millones de euros, seguida de Valladolid con 183 millones; Burgos con 154 millones; Salamanca 152 millones; Ávila con 62 millones; Palencia con 56 millones; Segovia con 50 millones; Zamora con 41 millones y, por último, Soria con 34 millones. Por su parte, las nueves diputaciones provinciales de Castilla y León cerraron 2008 con una deuda bancaria de 374,5 millones de euros. Así, la que más deuda mantiene es la Diputación de León con 83 millones, seguida de la de Salamanca con 61,1 millones; Burgos con 56,9 millones; Palencia con 49,4 millones; Ávila con 32,1 millones; Segovia con 29,9 millones; Zamora con 25,8 millones; Valladolid con 18,4 millones y, por último, Soria con 17,4 millones. El Departamento dirigido por Pedro Solbes publicó hoy por primera vez la deuda viva de las corporaciones locales, calculada teniendo las operaciones de riesgo que suponen los créditos financieros, los valores de renta fija y los préstamos o créditos transferidos a terceros. De esta forma, no incluye la deuda comercial, sino únicamente la deuda bancaria. En el cómputo nacional la deuda de los municipios supone una carga media de 566 euros por habitante. Sin embargo, más de 3.000 ayuntamientos no soportan ninguna deuda con las entidades bancarias, mientras que 306 localidades superan los 1.000 euros de deuda por habitante. Antes de hacer públicos estos datos, el Ministerio de Economía se los trasladó formalmente a las entidades locales en la reunión de la Comisión Nacional de Administración Local del pasado lunes. De esta forma cumple con la obligación por ley, que antes no existía, de dar a conocer la deuda viva de las corporaciones locales.