Los hoteles han rebajado ya sus precios un 35% para hacer frente a la crisis con el tándem calidad-precio

LOGROÑO, 18 (EUROPA PRESS) Los hoteles riojanos han rebajado, ya, sus precios un 35 por ciento para hacer frente a la crisis con el tándem calidad-precio, tal y como informó hoy a Europa Press el presidente de la Asociación Riojana de Hoteles, Jaime García-Calzado. El año pasado, indicó, el número de viajeros creció un 1,6 por ciento, lo cual, dijo, "demuestra que tenemos un buen producto que ofrecer". No obstante, sí bajaron las pernoctaciones (un 1,1 por ciento). A finales de año, en septiembre, comenzó la "mala" situación para este sector del turismo, ya que comenzó un "bajón importante" en viajeros y pernoctaciones. Como reacción, los hoteles bajaron los precios un veinte por ciento para volverse más "competitivos". Sin embargo, esto "no logró equilibrar" el mercado. Así, 2009 ha comenzado con un descenso en el número de viajeros del dieciséis por ciento en enero con respecto al mismo mes del año anterior. Las pernoctaciones han bajado un diecisiete por ciento y el grado de ocupación un 13,2 por ciento. Aún reconociendo que enero, al igual que febrero y diciembre, son meses "malos", el sector hotelero ha decidido bajar, aun más, los precios y pasar del veinte por ciento del año pasado a un 35 por ciento. García-Calzada se mostró "optimista", no obstante, y esperó que tanto la Semana Santa como el puente del 19 de marzo arrojen cifras mejores en el turismo riojano. Los hoteles, aseguró, están poniendo "los mimbres" necesarios para remontar, aunando precios competitivos y calidad, y, ahora, esperan a que la crisis "toque fondo". En este sentido, contó que, mientras ellos están bajando los precios, los costes han crecido un treinta por ciento. El responsable de los hoteles apuntó que de 2000 a 2007 el número de establecimientos hoteleros ha subido un doce por ciento, pasando de 120 a 135; las plazas, por su parte, han subido un cinco por ciento. Con estos datos en la mano señaló que la oferta ha crecido a un ritmo mayor que la demanda.