Los precios subieron en Galicia un 0,3% en marzo frente a febrero, aunque la tasa interanual cayó medio punto

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 (EUROPA PRESS)

Los precios subieron en Galicia un 0,3 por ciento en marzo respecto a febrero, una décima más que el incremento experimentado en el resto del Estado (+0,2 por ciento), aunque se redujeron medio punto en comparación con el tercer mes del año anterior, según el Índice de Precios al Consumo (IPC) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La comunidad gallega fue la tercera del Estado en la que más descendieron los precios en los últimos doce meses, por detrás de la disminución experimentada por esta tasa en Castilla-La Mancha (-0,8 por ciento) y Castilla y León (-0,6).

En el resto del Estado, el Índice de Precios de Consumo subió dos décimas en marzo respecto al mes de febrero, pero la tasa interanual cayó ocho décimas y entró por primera vez en su historia en valores negativos, al situarse en el -0,1 por ciento.

En los tres primeros meses de 2009, los precios se redujeron en la comunidad gallega un 1,4 por ciento, descenso que sitúa a Galicia entre las autonomías en las que más retrocedió la inflación, por detrás de La Rioja (-1,9 por ciento) Asturias, Murcia y Castilla-La Mancha (-1,5).

La mayor caída de los precios en marzo correspondió en la comunidad gallega los de los alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,5 por ciento), seguidos de los del transporte (-0,4 por ciento), los de la vivienda (-0,2 por ciento) y los de medicina y enseñanza (-0,1 por ciento).

En cambio, se incrementaron los precios en el vestido y el calzado (+3,6 por ciento); en el ocio y otros (+0,4 por ciento); en hoteles, cafés y restaurantes (+0,3 por ciento); y el menaje (+0,2 por ciento). Además, se mantuvieron estables en las bebidas alcohólicas y el tabaco y en las comunicaciones.

En términos interanuales, el mayor retroceso en el IPC se registró en el transporte, que respecto al tercer mes del año pasado se redujo un 8,2 por ciento. En el vestido y el calzado la reducción fue del 1,8 por ciento; en el ocio y la cultura del 1,1 por ciento y en las comunicaciones del 0,5 por ciento.

Crecieron los precios, sin embargo, un 4,3 por ciento en la enseñanza, respecto a marzo de 2008; un 3,8 en las bebidas alcohólicas y el tabaco; un tres en hoteles, cafés y restaurantes; un 2,6 en el capítulo de otros; un 2,5 en el menaje; un 2,2 en vivienda; un 0,9 en medicina y un 0,3 en alimentos y bebidas no alcohólicas.

PROVINCIAS

Por provincias, los precios crecieron en las cuatro gallegas. A Coruña y Pontevedra igualaron la media gallega en el incremento registrado en marzo respecto a febrero (+0,3 por ciento), mientras que en Ourense se aumentaron un 0,2 por ciento y en Lugo un 0,1 por ciento.

Tras el dato de marzo, la única tasa de inflación interanual que presenta crecimiento es la de A Coruña (+0,1 por ciento), frente a las ocho décimas que retroceden Lugo, Ourense y Pontevedra.

DATOS ESTATALES

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió dos décimas en marzo respecto al mes de febrero, pero la tasa interanual cayó ocho décimas y entró por primera vez en su historia en valores negativos, al situarse en el -0,1 por ciento.

En concreto, desde 1961, año en el que se inicia la serie histórica del IPC, nunca se ha experimentado una tasa interanual negativa de crecimiento de los precios.

En marzo, el IPC interanual registró su octavo descenso consecutivo. La tasa final, del -0,1 por ciento, contrasta con la obtenida en el mismo mes de 2008 (4,5 por ciento), uno de los meses en los que los precios subían de forma desorbitada debido al encarecimiento del barril de crudo.

Con esta tasa del -0,1 por ciento, la inflación interanual se aleja y mucho de los máximos cercanos al 5% que alcanzó durante el verano pasado, cuando los precios tocaron 'techo' en el mes de julio, con un IPC del 5,3 por ciento. A partir de entonces, la inflación comenzó a descender, experimentando una gran caída, de 1,2 puntos, el pasado mes de noviembre, algo que no se veía en 22 años.

En total, desde julio de 2008 hasta marzo de 2009, el IPC se ha reducido más de cinco puntos, superando las estimaciones iniciales del Gobierno, que esperaba que este indicador cerrara 2008 en el entorno del 2 por ciento (al final lo hizo en el 1,4 por ciento) y que siguiera bajando en 2009, aunque sin llegar a una situación de deflación (el FMI considera que hay deflación cuando los precios decrecen durante dos trimestres consecutivos).

Por su parte, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en marzo en el 1,3 por ciento, tres décimas inferior a la tasa de febrero, mientras que el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el -0,1 por ciento interanual, ocho décimas menos que en el mes anterior, coincidiendo con los datos adelantados por el INE a finales del mes pasado. También es la primera vez en que el IPCA entra en tasas interanuales negativas.