Navarra es la Comunidad Autónoma que más dinero destina por habitante para Ayuda Oficial al Desarrollo

PAMPLONA, 15 (EUROPA PRESS)

Navarra lidera la clasificación de Comunidades Autónomas que más dinero destinan por habitante a la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), según un informe elaborado por Medicus Mundi, Médicos del Mundo y Prosalus, con el título 'La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria'.

En concreto, Navarra destinó 19 millones de euros en 2007 a la Ayuda Oficial al Desarrollo, lo que supone que cada navarro destinó 31 euros para este concepto, frente a los 18,31 euros que destina Castilla-La Mancha y frente a los 16,18 que destina Baleares, segunda y tercera del ranking, respectivamente.

No obstante, si se toman en cuenta los fondos destinados concretamente a salud, Navarra se sitúa en quinto lugar, con 3,7 millones de euros, un 19,37 por ciento del presupuesto de ayuda, rozando el porcentaje recomendado del 20 por ciento.

En cuanto a la distribución de esta ayuda por sectores sanitarios, la Comunidad foral destina un 56 por ciento a salud básica, un 29,3 por ciento a salud general y un 14,65 por ciento a salud sexual y reproductiva.

Respecto al reparto geográfico de estas ayudas, Navarra dirigió la mayor parte de su presupuesto en cooperación sanitaria, casi el 60 por ciento, a países de renta media, mientras que destinó el 23,6 por ciento a países de renta baja y el 14 por ciento a países menos adelantados.

CRISIS ECONÓMICA Y SANITARIA

Según datos del informe, 2.600 millones de personas viven en el mundo sin sistemas de saneamiento básico, 2 millones de personas fallecen al año por SIDA y el 45 por ciento de la población africana vive con menos de un euro al día. Las enfermedades infecciosas que más víctimas causan son el sida, la malaria y la tuberculosis.

En la presentación de este trabajo, Carlos Mediano, médico responsable del informe y miembro de Medicus Mundi España, advirtió del riesgo de que la crisis económica mundial agrave la crisis sanitaria que padecen los países más empobrecidos, teniendo en cuenta que ya en el año 2007 la Unión Europea redujo su ayuda, cuando todavía la economía no había iniciado su caída.

Carlos Mediano señaló que los sistemas de salud de los países en desarrollo son "muy frágiles y dependen mucho de la cooperación internacional", por lo que advirtió del "impacto tremendo que puede tener en la salud de la población" la reducción de las ayudas. "Hay que tener mucho cuidado en disminuir los presupuestos, porque en poco tiempo los indicadores de salud pueden empeorar de una manera tan sustancial que volver a obtener los indicadores actuales nos costaría muchísimo más esfuerzo", dijo.

Por ello, Mediano defendió que "las ventajas que tiene la cooperación en salud superan en mucho las dificultades que pueden tener los países donantes en generar estos recursos para la cooperación sanitaria".

Por su parte, Jesús Iribarren, responsable de Educación y Comunicación de Medicus Mundi Navarra, indicó que existe un "desequilibrio" en el programa de ayudas al desarrollo y ejemplificó que la Fundación Bill Gates dedica a salud 825 millones de dolares, el equivalente del presupuesto de la Organización Mundial de la Salud. "Alguien da mucho o alguien da poco", señaló.

En cualquier caso, destacó que este informe "abre una puerta a la esperanza ya que constata que una gran parte de los problemas de salud son superables si se ponen medios" y explicó que "en salud casi nada se debe a la fatalidad o a desastres naturales".

En este sentido, explicó que el 72 por ciento de los fallecimientos en África se debe a enfermedades transmisibles y, por tanto, evitables. Jesús Iribarren defendió que "la mejor vacuna contra gran parte de las enfermedades es luchar contra la pobreza y la desigualdad, y hacerlo de manera decidida, sin olvidar otras cuestiones del ámbito estrictamente sanitario".