PV cree "prioritario" reactivar economía y consumo mediante la protección del poder adquisitivo de salarios

VALENCIA, 13 (EUROPA PRESS)

UGT-PV consideró hoy "prioritario" reactivar la economía y el consumo mediante la protección del poder adquisitivo de los salarios. Así lo indicó en un comunicado tras los datos del IPC de abril, que reflejan un incremento del 1,2 por ciento en los precios, lo que sitúa la inflación acumulada en el 0,2%, y la tasa interanual en un "inquietante" -0,1%.

Para UGT-PV, la medida propuesta "contribuiría a evitar la debacle del consumo interno que acarrearía una mayor destrucción de empleo, sin olvidar la necesaria garantía del flujo de crédito a las familias, empresas y autónomos".

A pesar de que la variación de la inflación es negativa respecto al mismo mes del año pasado, el sindicato afirmó que hay grupos que mantienen crecimientos por encima de la inflación subyacente como el caso de Hoteles, Cafés y Restaurantes, Vivienda, entre otros, lo que "pone de manifiesto que persiste un componente estructural en la inflación que se debe de corregir para acercarnos a medio plazo a los niveles de inflación en la Unión Europea".

El sindicato sostuvo que, en estos momentos, "no se puede hablar de una situación de deflación, porque ésta sólo se produciría si la inflación subyacente fuera negativa en sucesivas ocasiones, y actualmente la inflación subyacente se sitúa en el 1,3%".

Por otra parte, consideró que es "urgente intervenir para transformar el modelo productivo que ha seguido la economía valenciana hasta la fecha y que es responsable, en gran medida, de la situación por la que atravesamos".

UGT-PV reiteró la "importancia de apostar por una base industrial sólida que invierta en I+D+i, por mejorar el sistema educativo y por vincularlo más y mejor al sistema productivo, además de consolidar y ampliar nuestro sistema de protección social".

Por último, el sindicato manifestó que "hace tiempo que venía demandando al BCE mayores rebajas en los tipos de interés de referencia como medida imprescindible para hacer frente a los efectos catastróficos de la recesión económica". No obstante, señaló que el abaratamiento del precio del dinero y la inundación de liquidez, a pesar de ser una condición necesaria, "no es suficiente". "El problema sigue siendo la contracción del crédito por parte de los intermediarios financieros a familias y empresas", manifestó.