PV reclama una "política de garantía y mejora de los salarios" para reactivar el consumo y la economía

VALENCIA, 15 (EUROPA PRESS)

UGT-PV consideró hoy "necesaria" una "política de garantía y mejora de los salarios tomando como referencia el objetivo oficial de inflación del 2%, fijado por el Banco Central Europeo, y teniendo en cuenta la productividad y el establecimiento de cláusulas de salvaguarda, que garanticen el poder adquisitivo de los trabajadores" para "reactivar el consumo y la economía".

Fuentes sindicales se pronunciaron en estos términos en un comunicado tras conocer que el Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó en la Comunitat Valenciana una décima durante el pasado mes de marzo con respecto al mes anterior, una décima menos que a nivel nacional, con lo que la inflación acumulada bajó nueve décimas, mientras que la tasa interanual se mantiene en el 0%.

A nivel nacional, el IPC subió dos décimas en marzo respecto al mes de febrero, pero la tasa interanual cayó ocho décimas y entró por primera vez en su historia en valores negativos, al situarse en el -0,1%, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Ante esta situación, UGT-PV defendió "una política de garantía y mejora de los salarios sobre la base de los planteamientos de la Confederación Europea de Sindicatos, mediante la actuación autónoma de los interlocutores sociales en la negociación colectiva con la finalidad de estimular la demanda y hacer frente a tendencias deflacionistas".

En este sentido, desde el sindicato hicieron hincapié en que "el crecimiento moderado de los salarios debe tener su expresión a lo largo de todo el ciclo económico, tanto en las etapas de auge como en las fases de crisis, para no disminuir el poder de compra de los salarios y estimular la demanda".

Alertaron asimismo de que "cualquier actuación encaminada a recuperar la actividad económica y el empleo por medio del abaratamiento de los costes laborales y la caída de los salarios, va a generar desconfianza e incertidumbre, por lo que puede agravarse aún más la situación actual de la actividad económica y del empleo".

Además, resaltaron que "se tendrán que tener en cuenta los aumentos de productividad y el establecimiento de cláusulas de salvaguardia frente a posibles desvíos del IPC", puesto que, en opinión del sindicato, "sólo de este modo puede devolverse la confianza a los agentes económicos y conseguir, mejorando las expectativas y la demanda nacional, una mejora de la actual situación".

Por último, UGT-PV recalcó la "necesidad" de implantar "un sistema de formación de precios eficientes", así como de establecer "mecanismos transparentes de información al consumidor".