Sindicatos ven "preocupante" el dato de marzo y piden mantener el poder adquisitivo de los salarios

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos UGT y CC.OO. calificaron hoy de "preocupante" el dato del Índice de Precios al Consumo (IPC) de marzo, que supone un -0,5 por ciento en Galicia respecto a 2008 y un -0,1 en todo el Estado, porque refleja una contracción de la demanda, por lo que ambos apostaron por mantener el poder adquisitivo de los salarios, tomando como base el 2 por ciento de IPC previsto por el Banco Central Europeo (BCE).

UGT-Galicia consideró, en un comunicado, que los datos del IPC muestran una "situación preocupante", ya que "entrar en deflación" pone de manifiesto una "fuerte caída" de la demanda, y pidió iniciar una negociación salarial que "garantice la mejora moderada" de los sueldos.

La formación sindical argumentó que una menor demanda implica bajos niveles de actividad y ello conduce, a su vez, a una economía que "no consigue reactivarse para salir de la crisis". Ante esta situación, UGT defendió la necesidad de proceder a una negociación que mejore los salarios, con el fin de incrementar el poder adquisitivo de los ciudadanos y contribuir, así, al aumento de la demanda.

Propone partir, como referencia, del objetivo oficial de inflación del 2 por ciento y rechazaron "cualquier modificación de la negociación colectiva" que se puede pretender hacer "por la evolución negativa" de la economía "incluyendo la propuesta de la patronal de establecer subidas salariales máximas del 1 por ciento" en nuevos convenios colectivos. Esto, agregó el sindicato, "sólo conduciría a contraer aún más la demanda".

Por otra parte, UGT destacó que la inflación subyacente disminuyó en marzo respecto a febrero, lo cual "indica" que la disminución de precios "no sólo se debe a aspectos coyunturales", sino que también es baja la tasa general, sin alimentos no elaborados ni productos energéticos.

ACUERDO CONTRA LA CRISIS

CC.OO. insistió, en un comunicado, en la "necesidad" de llegar a un "acuerdo para hacerle frente a la crisis y que ayude a reactivar la economía y crear empleo".

La responsable de Empleo de la Comisión Executiva de este sindicato en Galicia, Maica Bouza, manifestó, en declaraciones a Europa Press, su "preocupación" por la evolución del IPC, pues "más allá del dato coyuntural, lo que refleja es una caída en el consumo de las familias". Ante este "anunciado riesgo de deflación" es necesario, sostuvo, "activar la capacidad de compra para reactivar la demanda, la economía y, por tanto, el empleo".

"Es prioritario", dijo, mantener el poder adquisitivo de los salarios "teniendo en cuenta la previsión del 2 por ciento" de IPC prevista y defendió que "es el momento de apoyar a los desempleados" y de "mejorar la protección social" de quienes se quedan sin recursos.