CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Armadores piden mejoras en las condiciones técnicas del acuerdo con Marruecos

  • Los armadores españoles consideran que queda mucho por negociar en las condiciones técnicas del acuerdo pesquero con Marruecos, para que el pacto ofrezca posibilidades a la flota, según ha dicho hoy el secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Javier Garat.

Bruselas, 20 dic.- Los armadores españoles consideran que queda mucho por negociar en las condiciones técnicas del acuerdo pesquero con Marruecos, para que el pacto ofrezca posibilidades a la flota, según ha dicho hoy el secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Javier Garat.

Los representantes de la Comisión Europea (CE) y de Rabat concluirán hoy en Bruselas una nueva ronda de dos días de negociaciones sobre el acuerdo pesquero, interrumpido hace un año.

Garat dijo a la prensa que "todavía queda mucho que negociar en condiciones técnicas que son imprescindibles para la flota española, para poder hacer viable desde el punto económico la actividad en el futuro".

Por ello, precisó, esta última ronda de negociaciones en Bruselas no permitirá cerrar el nuevo pacto, sino que "tendrá que haber otra, se supone que en enero, en Marruecos".

El representante de Cepesca indicó que los armadores desearían que el próximo enero o febrero se pudiera cerrar el nuevo convenio.

Garat recordó que en el acuerdo anterior hubo categorías de pesca que no fueron utilizadas en su totalidad porque las condiciones técnicas no eran buenas y eso ha generado problemas.

Cepesca ha planteado en repetidas ocasiones que el nuevo convenio incluya "mejoras técnicas" respecto al anterior, en concreto en las modalidades que afectan a barcos artesanales andaluces y canarios, en el acceso a zonas de pesca o menos dificultades para la "pesca con luces" de los barcos españoles

El cese del pacto con el país magrebí obligó a volver a puerto a 70 barcos andaluces y canarios, a los que el Gobierno español compensó con ayudas que han durado un año y cuya concesión ya ha terminado.