Bruselas espera tener a finales de mes los informes científicos para decidir sobre la veda de la anchoa

La CE pide "más flexibilidad" para poder recortar las cuotas de las especies más vulnerables

BRUSELAS, 12 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea espera para "finales de mayo" el segundo informe científico sobre el estado de la población de anchoa en el Golfo de Vizcaya antes de pronunciarse sobre si mantendrá la veda de esta pesquería (cerrada desde hace cuatro años) o abogará por levantarla en el mes de julio, informaron fuentes comunitarias.

Los ministros de Pesca de la UE acordaron el pasado mes de diciembre mantener el veto, al menos durante el primer semestre de 2009, hasta contar con los datos de primavera sobre las existencias de anchoa en la costa Cantábrica.

"Aún no tenemos el segundo informe científico, que esperamos a finales de mayo, y veremos dónde estamos", indicaron las fuentes. La Comisión Europea también anunció el pasado año un plan de gestión para la recuperación de la anchoa a largo plazo, pero que aún no se ha presentado.

MÁS FLEXIBILIDAD EN LAS TAC

La Comisión Europea presentó este martes un documento con primeras recomendaciones sobre las posibilidades de pesca para la temporada de 2010 en el que aboga por permitir una "mayor flexibilidad" para poder modificar de un año a otro los Totales Admisibles de Captura (TAC), con el objetivo de quesean "más efectivas" las medidas para recuperar las reservas de especies que sufren el exceso de pesca.

Según explicaron fuentes comunitarias, Bruselas propone para los caladeros más afectados en los que la biomasa es débil --a los que ahora se aplican reducciones de entre un 10% y un 15%-- que la cuota pueda recortarse hasta un 20% mientras no mejore la situación de la especie.

También contempla aumentos de hasta el 25% para aquellas reservas que se haya recuperado por encima del nivel estimado de rendimiento máximo y reitera su intención de ir reduciendo los descartes progresivamente hasta su eliminación.

El comisario de Pesca, Joe Borg, recordó en un comunicado la "gravedad" de la situación de un importante número de especies debido al exceso de pesca. No obstante, reconoció que los planes de gestión plurianuales "funcionan" y que "algunos stocks muestran signos de recuperación".

Borg respaldó una planificación basada en una gestión a largo plazo que cuente con la opinión de los científicos y el diálogo con el sector. La comunicación adoptada este martes por Bruselas será sometida a consulta pública hasta el próximo 31 de julio, fecha en la que el Ejecutivo comunitario iniciará los trabajos para presentar una propuesta para las TAC de 2010 el próximo otoño.

El 80% de las especies de los caladeros en aguas comunitarias siguen estando sometidas al exceso de pesca, una cifra calificada de "anormal" frente al 28% de sobrepesca que se registra a nivel mundial.